SUSCRÍBETE

Abascal se estrenará en la investidura reivindicando la legitimidad de Vox

El presidente de Vox, Santiago Abascal, se estrenará este lunes en un debate de investidura y lo hará reivindicando la legitimidad democrática de su partido frente al candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, quien le ha negado cualquier contacto.

Aunque desde el primer momento está cantado el no de los 24 diputados de Vox al candidato socialista, dado que sus posiciones son de las más alejadas, en el partido de extrema derecha ven en la actitud de Sánchez una falta de respeto hacia sus casi tres millones de votantes.

Le recriminan sus desaires y le reprochan que no haya llamado a su presidente ni tan siquiera por cortesía parlamentaria durante la ronda de conversaciones para la investidura, pese a ser la quinta fuerza parlamentaria, por detrás del PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos.

Al margen de quejas, lamentos y reproches, Abascal centrará su primera intervención desde la tribuna del Congreso de los Diputados en la defensa de los principios y valores que han marcado los mensajes de Vox desde su irrupción en la escena política, según fuentes del partido.

España se encuentra en situación de emergencia nacional como consecuencia de la crisis catalana, denuncian en la formación, que estaría dispuesta a apoyar las iniciativas de "cualquier" gobierno para restaurar el orden constitucional en Cataluña y frenar a los separatistas, entre ellas la aplicación de nuevo del artículo 155 de la Constitución.

Así lo comprometió su líder en la rueda de prensa que ofreció el 3 de junio tras ser recibido por el Rey en el Palacio de la Zarzuela dentro de la ronda de contactos con los representantes parlamentarios para la investidura de un presidente del Gobierno.

Abascal planteará además como una "urgencia social" la lucha contra la crisis demográfica que en su opinión afecta al país y denunciará, según las fuentes, la situación de "millones de españoles que no encuentran un trabajo digno y que no pueden independizarse o formar una familia".

Denunciará también el tamaño "desorbitado" de un Estado que "actúa como si sus recursos fueran ilimitados" y el "totalitarismo sectario de la izquierda" y defenderá a las clases medias y a las más desfavorecidas, que cree que están "absolutamente olvidadas por la acción política, excepto por la retórica de los viejos partidos".

El presidente de Vox ha dedicado los últimos días a preparar su discurso reunido con su equipo de trabajo, además de con el secretario general del partido, Javier Ortega Smith, y su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. No está claro si la intervención de Abascal tendrá lugar en la sesión del lunes de debate de investidura o en la del martes.

Depende de lo que se prolonguen las intervenciones del resto de líderes de los partidos principales.

Banner 468 x 60 px