SUSCRÍBETE

Observadores del "procés" denuncian vulneraciones "flagrantes" durante juicio

Observadores del "procés" denuncian vulneraciones "flagrantes" durante juicio / EFE Observadores del "procés" denuncian vulneraciones "flagrantes" durante juicio / EFE

Los observadores de la plataforma International Trial Watch han denunciado este martes vulneraciones "muy graves" y "flagrantes" de derechos humanos durante el juicio del "procés", que han calificado de "político" y cuyas conclusiones enviarán a Naciones Unidas.

"Se trata de una causa política que, con una pretensión jurídica, criminaliza el derecho de reunión, de participación y de libertad ideológica", ha sostenido uno de los portavoces, el profesor de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona (UB) Iñaki Rivera.

Para el académico, las conclusiones del documento, de carácter preliminar a la espera de la sentencia, son "de tal gravedad" que el Supremo "debería tenerlo en cuenta" ya que demuestran, ha asegurado, que España "se ha convertido en un estado desobediente del derecho internacional".

Según Rivera, el juicio se ha caracterizado por el "trato desigual" a los testigos propuestos por las partes, "protegidos" en el caso de las acusaciones y sometidos a "interrupciones constantes" en el caso de los de las defensas. "La imparcialidad del tribunal se ha visto seriamente afectada", ha enfatizado el profesor antes de recordar que dos de los magistrados de la sala son miembros de la Junta Electoral Central.

Entre otros, para la plataforma, ha supuesto una "flagrante vulneración de la Ley de Enjuiciamiento Criminal" el hecho de que varios agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil "pudiesen visualizar las declaraciones de sus superiores" o que no se permitiera exhibir "vídeos sobre los hechos del 20-S y del 1-O a los testigos de las acusaciones para poder contradecir sus afirmaciones".

Por otra parte, de acuerdo con la catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Mercè Barceló, ha quedado probado que no hubo "ni rebelión ni sedición" porque no se produjo ningún "alzamiento", condición indispensable -ha señalado- para "apreciar estos tipos penales".

De lo contrario, ha continuado, si los actos por los que la cúpula del "procés" ha sido juzgada hubiesen tenido "la capacidad de transformar el orden constitucional", el Gobierno "hubiera decretado el estado de sitio", lo que nunca ocurrió.

"Cuando las conductas encausadas son ajenas al Código Penal se produce una señal inequívoca de que se persiguen ideas políticas", ha dicho antes de recordar que "ser independentista y reclamar la consecución de un estado propio está amparado por la Constitución".

Con las conclusiones de este informe, la plataforma realizará un resumen que enviará al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU para que lo pueda tener en cuenta de cara al examen periódico que el Consejo de Derechos Humanos realiza cada cuatro años a países miembro y que España enfrentará en 2020.

Banner 468 x 60 px