Únete a EL OBRERO

Ningún miembro del Govern irá a la Nit de la Logística, que preside el rey

BARCELONA, 26/06/2019.- El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès (i) habla con el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch (d), durante la sesión de control en el Parlament.EFE/ Alejandro García BARCELONA, 26/06/2019.- El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès (i) habla con el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch (d), durante la sesión de control en el Parlament.EFE/ Alejandro García

Ningún miembro del Govern tiene previsto acudir a la cena de la Nit de la Logística, que se celebra mañana jueves con motivo del Salón Internacional de la Logística (SIL), y que presidirá el rey, en su primera visita a Cataluña tras quedar visto para sentencia el juicio del "procés".

El rey viajará a Barcelona para presidir por la noche en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) la cena y la entrega de los premios SIL, mientras que, por la tarde, celebrará tres audiencias en el Palacio Albéniz.

Fuentes de la Generalitat han confirmado que a la cena de la Nit de la Logística no asistirá ni el presidente catalán, Quim Torra, ni ninguno de los consellers, aunque el Govern enviará como representante a algún cargo medio.

Uno de los motivos que ha llevado a lo miembros del ejecutivo catalán a tomar la decisión de no asistir a la cena es el hecho de que no se haya previsto que la Generalitat pueda tomar la palabra durante la cena, apuntan las mismas fuentes.

El SIL, ferial anual líder en el sur de Europa organizada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, se desarrollará en el recinto de Montjuïc de la Fira de Barcelona entre el 26 y el 28 de junio.

La última vez que Felipe VI estuvo en Cataluña fue el pasado 10 de mayo, cuando asistió, también en el recinto de Montjuïc de la Fira, a la inauguración del Salón del Automóvil.

Allí coincidió con Quim Torra y se evidenció la frialdad de su relación ya que, aunque hubo un saludo protocolario entre ambos después de que el presidente de la Generalitat se negara a recibirle a su llegada, no se les vio en ningún momento mantener conversación alguna.

Esa visita se realizó a las puertas de la campaña electoral por los comicios autonómicos y municipales y fue la primera tras las elecciones generales.