SUSCRÍBETE

El final del juicio del "procés" (VII): De J de Junqueras a W de Waterloo

J de Junqueras, M de Marchena, W de Waterloo... Y así hasta completar un abecedario repleto de momentos de un juicio que ha dado para mucho.

Así ha sido, de la A a la Z, el juicio del "procés".

A de ACUSADOS.- Son doce: nueve fueron miembros del Govern, entre ellos su exvicepresidente Oriol Junqueras; una presidió el Parlament y dos, los Jordis, líderes de asociaciones soberanistas.

B de BINOMIO.- La pareja de Mossos destinada a cada colegio el 1-O ha sido la eterna discusión. Unos dicen que estaba "pactado" con el Gobierno, otros que fue un ejemplo más de la "pasividad" y colaboración del cuerpo con el Govern.

C de CORTES.- A donde acudieron cinco encausados en pleno juicio para adquirir la condición de parlamentarios, de la que posteriormente fueron suspendidos tras estar en prisión preventiva acusados de rebelión.

D de DEFENSAS.- Reputados abogados y hasta un compañero de partido (Francesc Homs) han peleado por demostrar la inocencia de los acusados, algunos con estrategias políticas que también desplegaban fuera de la Sala, en el juicio paralelo del "procés".

E de ESTRASBURGO.- En el horizonte de muchos acusados, depositan en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos su última esperanza para tumbar la causa. De momento, su primera respuesta no ha sido favorable: apoyó al Constitucional al rechazar un recurso de Puigdemont.

F de FISCALÍA.- Cuestionada a veces por sus errores en el juicio, se ha mantenido inflexible en la rebelión, defendida a capa y espada por los cuatro fiscales, entre los que ha destacado un incisivo y a veces socarrón Javier Zaragoza, curtido en el arte de interrogar.

G de GUARDIA CIVIL.- Y Policía Nacional. La cara B del relato. Decenas de agentes de ambos cuerpos alimentaron la tesis de violencia con una fotografía de lo que ocurrió en Cataluña radicalmente opuesta a la versión pacífica de los votantes.

H de HERIDOS.- Tras el baile de cifras de unos y otros, la Fiscalía acabó contabilizando 1.093, entre agentes y ciudadanos, y responsabilizó de todos a los acusados por seguir adelante con sus planes aún sabiendo que habría violencia.

I de INDEPENDENCIA.- Para algunos la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) fue simbólica; para otros, cosa seria. Mientras los acusados le restan valor político, la Fiscalía cree que es el culmen de la rebelión.

J de JUNQUERAS - Exvicepresidente de la Generalitat y principal acusado. Se presentó como un político dialogante y pacífico; la Fiscalía le ve el "motor de la rebelión". Para el recuerdo queda el amor que proclamó a España y a sus gentes.

K de URKULLU.- "Enlace" entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, el lehendakari dio la sorpresa al detallar una negociación frustrada en la que aparentemente ninguno quería lo que sucedió: la DUI y el 155.

L de LAZOS AMARILLOS.- Principal símbolo del "procés", lo han lucido a diario miembros del público y también Jordi Sànchez, después de que el tribunal lo permitiese pese al reproche de Vox.

M de MARCHENA.- Presidente del tribunal. Para muchos, el gran descubrimiento del juicio por su forma de gestionar un complejo (y televisado) proceso. Se ha aplaudido su exquisito trato y su mano izquierda, si bien las defensas han criticado varias de las decisiones del tribunal.

N de NADIE SABE NADA.- Ni de las urnas, que aparecían de pronto en los colegios, ni de la supuesta hoja de ruta a la independencia, ni de dónde salió el dinero del referéndum. Son 'misterios' del "procés".

Ñ de ESPAÑA y CATALUÑA.- El encaje de Cataluña en España. El origen de todo, el debate no cerrado. Está por ver qué ocurre tras la sentencia; de momento, las voces más próximas a Junqueras y algunos sectores de JxCAT apuntan la necesidad de destensar la cuerda y dialogar.

O de 1-O.- Clave para la acusación e imagen del choque de trenes. Día del referéndum, declarado ilegal, donde hubo enfrentamientos entre los votantes que acudieron animados por el Govern y los agentes que intentaban impedir la votación por orden de una jueza.

P de "PRESO POLÍTICO".- Así se definieron algunos acusados, empezando por Junqueras; la Fiscalía, como el tribunal, siempre ha renegado de esta calificación al asegurar que se les juzga por hechos y no por sus ideas.

Q de QUIM TORRA.- El presidente de la Generalitat protagonizó la foto del juicio cuando se quedó sin el saludo de Junqueras, que decidió no girarse hacia él. Su nombre ha aflorado por asuntos como la negativa a retirar símbolos independentistas de los edificios públicos en campaña, por lo que se le investiga en Cataluña.

R de REBELIÓN.- El delito más grave al que se enfrentan nueve acusados en prisión preventiva, para quienes la Fiscalía pide entre 16 y 25 años de cárcel.

S de SEDICIÓN.- Por este delito acusa la Abogacía del Estado, representada por una tímida Rosa María Seoane -jefa de lo Penal-, que llegó al juicio cuestionada tras el cese de su antecesor, pero que poco a poco se fue creciendo hasta convencer a muchos.

T de TRAPERO.- Jefe de los Mossos en el "procés", sin ser acusado (lo está en la Audiencia Nacional) ha sido también protagonista. Se desmarcó del Govern: no solo dijo que les instaron a desconvocar el 1-O ante la posible violencia, sino que habían planeado detener a Puigdemont.

U de UNANIMIDAD.- La que debe conseguir el tribunal al dictar sentencia. Una línea roja asumida por los siete jueces, conscientes de la magnitud de lo sucedido y de las consecuencias del fallo.

V de VIOLENCIA.- Cuestión clave a resolver por la Sala que puede inclinar la balanza hacia la Fiscalía o la Abogacía al ser la diferencia entre el delito de rebelión y de sedición.

W de WATERLOO (Bélgica).- Desde donde ha visto el juicio su protagonista más ausente, el expresident Carles Puigdemont, huido desde octubre de 2017 y al que la Fiscalía se refiere como "el procesado rebelde".

X de VOX.- Criticados por hacer del juicio su altavoz electoral, finalmente su presencia como acusación popular se desinfló y quedó en un lugar residual, siempre a rebufo de la Fiscalía.

Y de LEY.- A lo único a lo que debe recurrir el tribunal al determinar si se incurrió en delito en función de los hechos probados en el juicio.

Z de AZOTEA.- Símbolo del 20-S. Por la azotea tuvo que acceder la secretaria judicial del registro a la Conselleria de Economía a un teatro contiguo, de donde salió 17 horas después camuflada entre mossos.

Banner 468 x 60 px