Podemos insiste en que la coalición es la "única salida" para la investidura

  • Escrito por Lourdes Velasco
  • Publicado en Nacional
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. EFE/Archivo El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. EFE/Archivo

Podemos considera que la posición expresada ayer por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de que quiere gobernar solo con independientes está "dentro del guión", pero para el partido de Pablo Iglesias "la única salida" al acuerdo de investidura sigue siendo un gobierno de coalición.

Las palabras de ayer de Pedro Sánchez han molestado e impactado a la dirección del partido morado aunque, según explican a EFE desde la cúpula, las consideran consecuencia de una "fría estrategia negociadora".

Pablo Iglesias había acordado retomar las negociaciones para la formación del gobierno con Pedro Sánchez esta misma semana, una vez pasaran las elecciones municipales, autonómicas y europeas de este domingo, y esperan que ese encuentro tenga lugar pronto pese a que no hay ahora una fecha fijada.

El domingo, según fuentes de Podemos, ambos líderes intercambiaron mensajes.

Ayer, Pedro Sánchez pidió desde Bruselas tanto a Pablo Iglesias como al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que reconsiderasen sus estrategias tras los comicios del 26M en los que volvió a ganar el PSOE.

Y expresamente al líder de Podemos -que pide un Gobierno de coalición y ser ministro-, Pedro Sánchez le instó a reconsiderar su planteamiento y le advirtió de que ahora, tras los resultados del domingo, defiende incluso "con más convicción" gobernar solo, con un Ejecutivo "abierto, progresista" y con independientes.

Con este posicionamiento, Pedro Sánchez abrió también la puerta a que en el futuro gobierno no se mire "el carné político" y a que tengan cabida "independientes de reconocido prestigio".

Esa opción de que el gobierno esté integrado por socialistas e independientes, que antes de las elecciones generales del pasado 28 de abril era una posibilidad que barajaban algunos miembros de la dirección del partido morado, no es la que ahora ambiciona Iglesias.

Porque, pese al correctivo de las municipales y autonómicas -en las que Unidas Podemos perdió todas las ciudades del cambio y solo logró ser llave de gobierno en Baleares, La Rioja y Canarias- el líder de Podemos quiere hacer valer sus 42 diputados en el Congreso para que haya un gobierno de coalición, aunque desde su entorno admiten que la negociación va a ser difícil.

"Seguimos con la misma posición: la única salida es un gobierno de coalición", aseguran a EFE esas fuentes, que avisan al PSOE de que quizás "el camino de la humillación y el desprecio no es el más adecuado en este momento", aunque, lamentan, es el que han elegido.

El de ayer es el primer tropiezo en una relación que tras las elecciones del 28 de abril ha sido fluida.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acordaron el pasado 7 de mayo en una reunión en La Moncloa trabajar para lograr un acuerdo entre ambas fuerzas con la base del trabajo conjunto realizado en los últimos diez meses.

De hecho, el PSOE y Unidas Podemos alcanzaron un acuerdo para la constitución de la Mesa del Congreso por el que la coalición de Pablo Iglesias, cuarta fuerza política, obtuvo la Vicepresidencia primera de la Cámara y la Secretaría Primera.

Pero pese a la voluntad de entendimiento expresada por ambos, desde la formación morada apuntan a que la negociación será complicada: Pablo Iglesias ya aseguró durante toda la campaña del 26M que con la fuerza que tiene no va a "pedir la luna" al PSOE, pero sí quiere hacer valer su posición modesta para conformar una coalición.

Sus ambiciones no las comparte Podemos Andalucía, y además el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, dijo este martes que su organización está abierta a "todas las posibilidades de acuerdo con el PSOE" siempre que se negocie con base a un programa.