SUSCRÍBETE

La CUP propone reducir el turismo en Barcelona un 50% en 2030

BARCELONA, 22/05/2019.- La candidata de la CUP a la alcaldía de Barcelona, Anna Saliente (i), junto a varios compañeros de su candidatura, este miércoles ante la Sagrada Familia, donde ha presentado un paquete de 11 medidas dentro de su "estrategia 50/30 para reducir en un 50% el número de turistas en Barcelona para el 2030", entre las que destaca la creación de "la concejalía de Decrecimiento Turístico". EFE/Marta Pérez. BARCELONA, 22/05/2019.- La candidata de la CUP a la alcaldía de Barcelona, Anna Saliente (i), junto a varios compañeros de su candidatura, este miércoles ante la Sagrada Familia, donde ha presentado un paquete de 11 medidas dentro de su "estrategia 50/30 para reducir en un 50% el número de turistas en Barcelona para el 2030", entre las que destaca la creación de "la concejalía de Decrecimiento Turístico". EFE/Marta Pérez.

La candidata de la CUP a la alcaldía de Barcelona, Anna Saliente, ha presentado es miércoles un paquete de 11 medidas dentro de su "estrategia 50/30 para reducir en un 50 % el número de turistas en Barcelona para el 2030", entre las que destaca la creación de "la concejalía de Decrecimiento Turístico".

Saliente ha explicado que este plan constituiría "un decrecimiento turístico equiparable al volumen de crecimiento de los últimos años", algo que ha considerado como "una línea roja" para un hipotético pacto de gobierno.

Una de las medidas más destacadas de esta estrategia es "la disolución del consorcio Turismo Barcelona y la creación de una concejalía de Decrecimiento Turístico", la que ha dicho que implicaría en la toma de sus decisiones políticas al "tejido social y las vecinas" de la ciudad condal.

La candidata ha explicado que, a pesar de que ya existe la concejalía de Comercio y Turismo, desde la CUP creen que es necesario "separarlas". Además, Saliente ha propuesto "la reformulación del Plan Especial Urbanístico de Alojamiento Turístico (PEUAT)", establecer "moratorias generales a cualquier tipo de construcción", y la "no renovación de licencias a pisos turísticos".

Por su parte el número cuatro de la lista de los anticapitalistas al consorcio barcelonés, Marc Cerdà, ha propuesto "hacer repercutir en el precio del agua, los residuos, y también del IBI" que pagan los que ofertan servicios turísticos, "el coste ecológico y social de la masificación", para que la tasa turística "sea más justa y más ecológica".

Según Cerdà, esta propuesta se enmarca un número de "medidas enfocadas a evitar el impacto que tienen los que visitan Barcelona sobre el entorno natural y el espacio público, aunque ha lamentado que "el turismo sostenible no existe".

Al hilo de esto, el candidato ha insistido en la necesidad de "romper el acuerdo para la construcción de dos nuevas terminales de cruceros, limitar en "un 50 % las visitas a lugares emblemáticos", así como "reducir la entrada de autobuses de visitantes de un solo día y la "municipalización del bus turístico".

Banner 468 x 60 px