TV

La XIII legislatura arranca con tensión por la presencia de los parlamentarios presos

La XIII Legislatura arrancará este martes en el Congreso y en el Senado con la tensión que entre los partidos provoca la presencia de los diputados y del senador electos actualmente en prisión por el juicio del procés.

El Tribunal Supremo, al igual que permitió ayer la asistencia de los cinco parlamentarios catalanes al Congreso y al Senado para entregar sus credenciales, ha dejado que este martes acudan a las sesiones constitutivas de las Cámaras.

Estarán custodiados por la Policía Nacional desde sus llegadas del centro penitenciario de Soto del Real, pero una vez en el hemiciclo los agentes se retirarán y los diputados y el senador elegidos en las urnas el 28 de abril podrán circular libremente por entre los escaños y saludar a representantes de otros partidos.

Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, en el Congreso, y Raül Romeva, en el Senado, protagonizarán de este modo uno de los momentos más destacados de las primeras sesiones de ambas Cámara en la XIII Legislatura. No obstante, tal y como ha ordenado el Supremo, no podrán tener reuniones ni atender a los medios de comunicación, de modo que en cuanto acaben los plenos, regresarán a prisión.

Otro punto de interés lo tendrán los 24 diputados de Vox, que se estrena en el Parlamento español tras los resultados de las elecciones del 28 de abril. Su líder, Santiago Abascal, será el primero en acatar el cargo, de acuerdo con el orden alfabético de los 350 electos que estarán en el hemiciclo.

Los representantes de esta formación en el Parlamento valenciano acataron el cargo con la fórmula "Por Dios y por España", por lo que tendrá interés dilucidar si los diputados nacionales de Vox seguirán esta tónica o no.

También merecerá interés comprobar qué fórmulas emplean los diputados de las formaciones independentistas catalanas, incluidos los que están en prisión preventiva.

Meritxell Batet y Manuel Cruz serán otros dos protagonistas, ya que serán los presidentes del Congreso y del Senado, respectivamente. Son dos representantes del PSC y por primera vez dos catalanes estarán al frente de las instituciones parlamentarias.

Para que Batet sea elegida tendrá que materializarse el acuerdo de PSOE y Unidas Podemos para el reparto de los puestos de la Mesa, en tanto que Cruz lo tendrá más sencillo porque los socialistas cuentan con mayoría absoluta en el Senado.

El comienzo de la sesión en la Cámara Baja lo decretará la Mesa de Edad que presidirá el diputado del PSOE por Burgos Agustín Zamarrón, de 73 años.

En la Cámara Alta, el Senado, el arranque correrá a cargo del primer parlamentario que entregó su credencial, Jesús Fermosel, y acto seguido se compondrá la Mesa de Edad bajo presidencia del popular Juan José Lucas.

Una vez acaten los diputados y los senadores sus cargos, y sean parlamentarios con todos los derechos y prerrogativas, la presidenta del Congreso comunicará al Rey el comienzo de la legislatura.

Legislatura que en el Congreso tendrá los siguientes rasgos, según los perfiles de los diputados y diputadas: habrá un 53 por ciento de hombres y un 43 por ciento de mujeres, lo que supone un claro aumento respecto a la anterior: de 139 a 166.

Abunda el tramo de edad entre los 41 y 50 años, hasta 128 diputados, y así, la edad media es de 47, la misma que la legislatura precedente.