Quantcast
ÚNETE

El laberinto de Puigdemont en las elecciones europeas

  • Escrito por Javier Albisu
  • Publicado en Nacional
BRUSELAS(BÉLGICA), 20/05/2019.- El expresident y candidato de JxCat al Parlamento Europeo, Carles Puigdemont (i), atiende a los medios desde Bruselas para explicar sus iniciativas relacionadas con políticas digitales. EFE/Ana Belinchón BRUSELAS(BÉLGICA), 20/05/2019.- El expresident y candidato de JxCat al Parlamento Europeo, Carles Puigdemont (i), atiende a los medios desde Bruselas para explicar sus iniciativas relacionadas con políticas digitales. EFE/Ana Belinchón

Uno de los interrogantes que suscitan más interés en las elecciones al Parlamento Europeo del 26 de mayo es el devenir del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, que aspira a ejercer como eurodiputado por España pese a haber huido de la Justicia española.

El expresidente autonómico, que salió de España rumbo a Bélgica en noviembre de 2017 tras una efímera declaración de independencia de Cataluña, concurrió a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre de 2017, actualmente es diputado suspendido del Parlament y reside ahora en la localidad belga de Waterloo.

Instalado en un chalet que denomina "Casa de la República", después de que no prosperasen en Bélgica y Alemania las euroórdenes emitidas por la Justicia española contra el líder independentista y cuatro de sus exconsejeros autonómicos (Toni Comín, Clara Ponsatí, Meritxel Serret y Lluis Puig), Puigdemont concurre a los comicios europeos como cabeza de lista de Junts Per Catalunya-Lliures per Europa (JxCat).

Lo hace después de que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) rechazase sumar al expresidente a la coalición Ahora Repúblicas que encabeza el vicepresidente de la Generalitat cuando Puigdemont era el jefe del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, actualmente juzgado en el Tribunal Supremo en la causa del "procés", y que completan EH Bildu y el Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Pese a las desavenencias públicas entre JxCat y ERC, y después de que la izquierda independentista rebasara al nacionalismo conservador en las elecciones generales del 28 de abril (15 diputados frente a 7), Puigdemont ha asegurado que su "enemigo" no es Junqueras, sino el "Estado represor", en referencia a España.

Su programa pide el "voto que lleve el 1 de octubre al Parlamento Europeo", aunque no está claro si logrará su escaño y, sobre todo, si podrá ejercer.

CANDIDATURA

Contra la opinión de la Junta Electoral y los recursos de PP y Ciudadanos, la Justicia española ha permitido que Puigdemont, Comín y Ponsatí concurran a los comicios.

No obstante, un reciente informe de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo elaborado a petición del presidente de la institución, Antonio Tajani, establece que las prerrogativas derivadas de ser eurodiputado -como la inmunidad- no tienen efecto hasta que no se constituya el nuevo Parlamento el próximo 2 de julio.

Además, ese análisis recuerda que la legislación española requiere presencia física en Madrid para jurar o prometer la Constitución, requisito imprescindible para retirar el acta de eurodiputado.

El propio Puigdemont, reeditando la promesa que hizo antes de las elecciones autonómicas del 21D de 2017, ha declarado que su "intención es recoger el acta", si bien no ha explicado cómo.

PROYECCIONES Y SONDEOS

El Parlamento Europeo cuenta actualmente con 751 escaños, de los que 54 asientos están reservados para España, donde se eligen por sufragio universal directo en circunscripción única. No obstante, si durante la legislatura el Reino Unido abandona la Unión Europea, se reajustará el hemiciclo para dejarlo en 705 europarlamentarios, de los que España tendría 59 (cinco más que en su configuración actual).

Las proyecciones de la Eurocámara en base a distintos sondeos auguraban que JxCat no conseguiría un escaño de concurrir en solitario, tal y como le ocurriría al PNV después de que el Partido Nacionalista Vasco descartara reeditar la alianza con el PDeCat (antes CIU y ahora JxCat) de 1999, 2004, 2009 y 2014.

No obstante, la extrapolación de los resultados de las elecciones generales del 28 de abril ofrece otra perspectiva ya que en 2014, cada escaño en España costó de media 294.829 votos y la lista de JxCat al Congreso sumó 497.638 papeletas.

Aunque el "precio" del escaño dependerá de la participación total en el conjunto de España en esos comicios, que coinciden con las elecciones municipales y autonómicas en 13 comunidades, la última macroencuesta del CIS también apunta a que JxCat obtendría un escaño, frente a los tres que lograría la lista de Ahora Repúblicas.

Si la candidatura de Junts per Catalunya obtuviera escaños, y en función del informe jurídico del Parlamento Europeo, ni Puigdemont, ni Comín ni Ponsatí, perseguidos en España por sedición, rebelión y malversación de fondos, podrían ocupar su escaño sin pasar por Madrid y, consecuentemente, ser detenidos.

Siguiendo esa lógica, cabe suponer que la lista correría hasta el "número 4" de la candidatura, que ocupa Erika Casajoana, lobista afincada en Bruselas y vinculada a CATGlobal, el "grupo de presión" que Puigdemont intentó, sin éxito, registrar ante las instituciones europeas, quien no tiene por delante obstáculos legales en sus aspiraciones parlamentarias.

GRUPOS PARLAMENTARIOS

Faltaría por saber en qué grupo parlamentario se ubicaría ese hipotético escaño de JxCat en la Eurocámara, que no se organiza por las nacionalidades de los diputados sino por sus adscripciones ideológicas.

Después de que los liberales de ALDE donde hasta ahora se inscribía el PDeCAT expulsaran por corrupción a esa formación independentista, Puigdemont ha declarado que quiere crear un nuevo grupo parlamentario para defender el derecho de autodeterminación.

No obstante, el requisito para formar un grupo en la Eurocámara es contar con al menos 25 eurodiputados procedentes de la cuarta parte de los Estados miembros por lo que no es descartable que, de conseguir un escaño, JxCat termine engrosando las filas de la Alianza Libre Europea, donde ahora están BNG y ERC.