NEWS

Torra apela a la libertad de expresión y alega que la Junta Electoral fue imprecisa

BARCELONA, 15/05/2019.- El presidente de la Generalitat, Quim Torra (c), a su salida del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras declarar como investigado por desobediencia, a raíz de la querella de la Fiscalía que le acusa de desoír la orden de la Junta Electoral de retirar la pancarta con el lazo amarillo del edificio del Palau de la Generalitat en la campaña de las elecciones generales del 28A. EFE/Toni Albir BARCELONA, 15/05/2019.- El presidente de la Generalitat, Quim Torra (c), a su salida del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras declarar como investigado por desobediencia, a raíz de la querella de la Fiscalía que le acusa de desoír la orden de la Junta Electoral de retirar la pancarta con el lazo amarillo del edificio del Palau de la Generalitat en la campaña de las elecciones generales del 28A. EFE/Toni Albir

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha apelado a la libertad de expresión ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que lo investiga por no retirar los lazos amarillos en campaña y se ha escudado en que la orden de la Junta Electoral Central (JEC) era imprecisa.

Según han informado fuentes jurídicas, Torra ha declarado esta mañana durante cerca de 40 minutos ante el magistrado del TSJC Carlos Ramos por un delito de desobediencia, a raíz de la querella de la Fiscalía, que le acusa de desoír la orden de la JEC de retirar los lazos amarillos y símbolos a favor de los políticos presos de los edificios públicos, en la campaña del 28A.

El presidente catalán, que se ha negado a responder a la acusación popular ejercida por Vox por "decencia democrática", sí ha contestado al fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, en una comparecencia en la que ha aducido que la Junta Electoral no tenía competencias para obligarle a retirar los lazos y que la orden que dictó era imprecisa.

En su querella, la Fiscalía acusa a Torra de desoír "consciente y deliberadamente" el requerimiento "claro y expreso" de la Junta Electoral para que sacara los lazos de los edificios públicos en la campaña de las elecciones generales, símbolos que el presidente catalán acabó retirando, ya fuera de plazo, tras recurrir sin éxito al Tribunal Supremo.

Después de su declaración ante el juez, que según fuentes jurídicas ha transcurrido con cordialidad, Torra ha abandonado la sede del TSJC, aclamado por los concentrados a las puertas del Palau de Justicia y sin hacer declaraciones a los medios, a los que ha emplazado a una comparecencia en el Palau de la Generalitat este mediodía.

En su intervención en el TSJC, Torra, que ayer aseguró que no acudiría ante el juez a defenderse sino a "acusar al Estado español", ha invocado a la libertad de expresión y pensamiento político consagrada en los derechos humanos para mantener los lazos y símbolos de apoyo a los independentistas presos.

El magistrado que instruye el caso, Carlos Ramos -el juez del TSJC que fue designado a propuesta del Parlament-, ha pedido a las partes que no informen del contenido de la declaración ni de las diligencias de la causa, para no interferir en la campaña electoral.

Torra ha prestado declaración hoy, en plena campaña de las municipales y europeas del 26M, porque fue esta fecha la que eligió después de que el TSJC -que hasta ahora había evitado fijar citaciones de calado político en período electoral- le preguntó por la disponibilidad de su agenda institucional.

La querella que investiga el TSJC acusa a Torra de desatender "reiteradamente" las órdenes de la Junta cuando mantuvo simbología "partidista" en edificios públicos, lo que en su opinión reviste "especial gravedad en cuanto incide directamente en el derecho de participación política de la totalidad de la ciudadanía".

La Fiscalía añade en su querella que el presidente catalán desoyó "consciente y deliberadamente" el requerimiento "claro y expreso" emitido por la Junta Electoral y mantuvo los elementos que esta le pedía retirar, "aunque fuera de manera encubierta y simbólica".

Tras recibir el ultimátum de la Junta, el pasado 18 de marzo, Torra anunció que seguiría las recomendaciones del Síndic de Greuges sobre el asunto y, tres días después, sustituyó la pancarta a favor de los políticos presos del Palau de la Generalitat por otra con el mismo mensaje, pero con un lazo blanco con una franja roja, en vez de amarilla.

Ello motivó una nueva resolución de la Junta Electoral, que acordó llevar el caso a la Fiscalía, ordenar a los Mossos d'Esquadra retirar los símbolos de apoyo a los políticos presos y abrir un expediente sancionador al presidente catalán.

Torra denuncia una "maniobra política" y avisa de que no va a "desfallecer"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha denunciado este miércoles una "maniobra política" para sentarle en el banquillo de los acusados y ha remarcado que no va a "desfallecer" en la defensa de la "libertad de expresión", para la que está dispuesto a pagar "el precio que sea necesario".

Torra ha comparecido en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat después de declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en la investigación para determinar si ha cometido un delito de desobediencia al no cumplir con la orden de la Junta Electoral Central de retirar la pancarta con el lazo amarillo en periodo electoral.

En su comparecencia, ha denunciado que la Junta Electoral Central actúa "con parcialidad manifiesta y una clara intencionalidad política" cuando trata a los independentistas. Para el presidente de la Generalitat, hemos pasado "de eso de 'la Fiscalía te lo afina' a que 'la Junta Electoral te lo afina'".

En este sentido, ha denunciado una "maniobra política" para sentarle en el banquillo de los acusados por presunta desobediencia o prevaricación y ha añadido: "La deriva autoritaria y la violación de derechos fundamentales del Estado son una de las motivaciones más grandes que tenemos todos los independentistas para construir un futuro de libertad con la república independiente de Cataluña".

Torra ha asegurado que ha trasladado al tribunal que, en su opinión, la JEC era "manifiestamente incompetente" para dar la orden de retirar los lazos amarillos, pues debía hacerlo a su juicio la Junta Electoral Provincial de Barcelona.

Esto convierte esa resolución de la JEC en "nula de pleno derecho, sobre la que no se puede construir ninguna acusación penal", ha añadido. Así, ha remarcado que "no se puede obedecer una orden injusta e ilegal que conculque derechos fundamentales".

En este contexto, ha prometido que estará en "la primera línea hasta las ultimas consecuencias" en la defensa de las libertades fundamentales, como la de libre expresión, que cree que fueron vulneradas por la JEC.

"El preside de la Generalitat no puede desfallecer nunca en la conquista de derechos y libertades, y si la democracia española no aguanta esa defensa, pagaré el precio que sea necesario", ha subrayado. Torra ha denunciado "un nuevo intento de dar miedo" y de querer "que no triunfe la libertad", pero ha alertado: "Que pierdan toda esperanza".

Ha juzgado que el lazo amarillo "no es símbolo de partido, sino de libertad, democracia y justicia", y ha pedido a las instituciones del Estado que abandonen su "estrategia represiva".

Quim Torra ha detallado que no ha respondido a las preguntas de la acusación popular ejercida por Vox por "decencia democrática" y porque los letrados son candidatos electorales.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px