LA ZURDA

PPC sufre su peor resultado en unas generales y De Toledo se hace responsable

BARCELONA, 28/04/2019.- Los candidatos populares (i-d) Alejandro Fernández, Daniel Serrano, Cayetana Álvarez de Toledo y Joan López, tras comparecer para comentar los resultados electorales, hoy domingo en la sede del PP en Barcelona. EFE/Marta Pérez BARCELONA, 28/04/2019.- Los candidatos populares (i-d) Alejandro Fernández, Daniel Serrano, Cayetana Álvarez de Toledo y Joan López, tras comparecer para comentar los resultados electorales, hoy domingo en la sede del PP en Barcelona. EFE/Marta Pérez

El PP catalán ha obtenido esta noche un solo escaño en Cataluña, su peor resultado en unas elecciones generales en esta comunidad, lo que ha llevado a su cabeza de lista por Barcelona al Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, a hacerse responsable de un resultado que ha tildado de "pésimo".

El PP catalán, que en las últimas generales, las de junio de 2016, logró seis escaños y 464.000 votos (13,3 % del total), se ha desplomado en estos comicios en Cataluña, al quedar en sexto lugar, empatada con Vox a un escaño, aunque superando a la formación de extrema derecha en votos.

En una comparecencia ante la prensa pasada la medianoche, Álvarez de Toledo ha asegurado: "Me siento personalmente responsable (del resultado) en lo concerniente a Cataluña. Asumo mi responsabilidad en este resultado".

El peor resultado hasta ahora de este partido en unas elecciones generales en Cataluña se remonta a los comicios generales de octubre de 1989, pocos meses después de fundarse el PP, cuando obtuvo 336.000 votos (un 10,6 % de los votos) y 4 diputados en Cataluña.

Álvarez de Toledo ha admitido que el PP había sufrido "una derrota rotunda y muy clara", y que ahora correspondía analizar "a fondo" los motivos del resultado durante los próximos días.

Para intentar explicar el retroceso de su partido en toda España, Álvarez de Toledo ha mencionado la "evidente fragmentación" del espacio electoral del centroderecha y la "división del constitucionalismo", una "mala estrategia" que ha dado unos "malos resultados", ha concluido.

Pese a ello, ha insistido en que trabajará por la "reagrupación y la "reconstrucción" del constitucionalismo tanto en Cataluña como en el conjunto de España.

"Así como en las alegrías hay que llamar a las cosas por su nombre, también hay que hacerlo en momentos difíciles", ha asegurado Álvarez de Toledo para admitir el varapalo sufrido hoy por el PP catalán.

A pesar de su gancho mediático, Álvarez de Toledo no ha logrado situar a su partido como referencia del espacio de centroderecha en Cataluña, y se ha visto claramente superada por Ciudadanos, que le ha sacado unos 275.000 votos, y erosionada por Vox, que se ha quedado a apenas 50.000 votos de los populares catalanes.

En las últimas elecciones autonómicas, celebradas en diciembre de 2017, el PP catalán ya cosechó su peor resultado en unos comicios al Parlamento catalán, al lograr 4 diputados y 185.000 votos (4,24 %).

En las generales de hoy, el PP catalán, con Cayetana Álvarez de Toledo como cartel electoral, ha sumado unos 199.000 votos, lo que supone un 4,8 % del total de votos.

Con todo, Álvarez de Toledo ha insistido en seguirá "plantando cara" al nacionalismo, por entender que es una "ideología destructiva para las sociedades avanzadas", ha dicho, y ha concluido que ello era una obligación no solo política, sino también "moral".

Por otra parte ha elogiado al PP catalán y ha garantizado que seguirá "aprendiendo de los errores" trabajando junto a su partido "para defender el Estado constitucional".

Álvarez de Toledo ha seguido el escrutinio desde el hotel Grand Marina de la capital catalana, donde ha estado acompañada por el PP catalán, Alejandro Fernández, así como por el secretario general de los populares catalanes, Daniel Serrano, entre otros dirigentes, que la han acompañado también en su comparecencia ante los medios.