Duran espera que el Supremo ignore a quienes piden una sentencia "vengativa"

BARCELONA (ESPAÑA), 14/03/2019.- El exlíder de Unió Democràtica Josep Antoni Duran Lleida durante la entrevista que ha mantenido con Efe en la que ha dicho que espera que la sala del Tribunal Supremo que juzga a los líderes independentistas por el 1-O no haga caso a aquellos sectores de la sociedad española que piden una sentencia "vengativa". EFE/Andreu Dalmau. BARCELONA (ESPAÑA), 14/03/2019.- El exlíder de Unió Democràtica Josep Antoni Duran Lleida durante la entrevista que ha mantenido con Efe en la que ha dicho que espera que la sala del Tribunal Supremo que juzga a los líderes independentistas por el 1-O no haga caso a aquellos sectores de la sociedad española que piden una sentencia "vengativa". EFE/Andreu Dalmau.

El exlíder de Unió Democràtica Josep Antoni Duran Lleida espera que la sala del Tribunal Supremo que juzga a los líderes independentistas por el 1-O no haga caso a aquellos sectores de la sociedad española que piden una sentencia "vengativa".

"La solución judicial no es la solución. No habrá solución en mayúsculas hasta que no haya una solución política. De momento, los políticos hemos fracasado. Conviene que en estos días no fracase la justicia. Habrá que esperar a una sentencia, que aún no está escrita", ha afirmado en una entrevista con Efe.

Duran, que acaba de publicar sus memorias políticas con el título "El riesgo de la verdad", ha alertado de que en España hay voces que reclaman "una sentencia durísima, que busque la venganza" contra los dirigentes independentistas encausados.

En paralelo, en Cataluña, otros sectores advierten de que "no hay que aceptar ninguna condena", porque consideran que "este juicio es injusto y no hay otra posible sentencia que no sea la absolutoria".

"Espero que la justicia no fracase como la política y que se aleje tanto de esta voluntad vengativa de una parte de la sociedad española como de aquella parte de Cataluña que dice que aquí no ha pasado nada y que no podemos admitir ninguna otra sentencia que no sea la absolutoria", ha planteado.

Según Duran, para poder encontrar una salida política al conflicto "sería importante que, sin hacer ruido, hubiese personas de un lado y otro que comenzasen a hablar" de forma autónoma y que "fuesen capaces de elaborar una propuesta que en su día valorarían políticamente los partidos en el marco del Congreso, y que después tendría que ser sometida a votación en Cataluña".

Esa propuesta, ha sugerido, podría pasar por ejemplo por una "reforma constitucional para configurar un Estado federal", o bien por "introducir una disposición adicional en la Constitución, que incluyese un reconocimiento explícito del hecho catalán" y se resolviese la cuestión de la financiación.

Sin embargo, Duran no augura un "escenario ideal a partir del 28A en ninguno de los casos", ya que, si bien el PSOE es "el partido que está en mejores condiciones para poder entender que hay que hablar e intentar alcanzar una solución política", en España se echa en falta un "partido de centro que entienda el tema catalán" y que sea "capaz de centrar a la izquierda y a la derecha".

"No existe hoy un partido de centro que quiera jugar un papel de bisagra", ha lamentado el exsecretario general de CiU. También ha deplorado que en Cataluña haya desaparecido el gran espacio de centro catalanista que en su día encarnó CiU. La recuperación de este espacio, en su opinión, es "necesaria", aunque "a corto plazo será muy difícil" de conseguir.

Una "condición sine qua non para comenzar a avanzar positivamente en esta dirección", ha remarcado, es que los "pequeños partidos" que han ido surgiendo con intención de abanderar un nuevo catalanismo no independentista "se reagrupen" y vayan aglutinando a más gente.

En el futuro, si quiere recuperar electores no independentistas que se han "refugiado" en opciones no catalanistas, este espacio deberá "abandonar la ambigüedad" y dejar claro que su objetivo último no es la independencia, sino un proyecto común con España.

Duran ha subrayado que "ni el marco legal español, ni el marco legal europeo, ni el marco internacional de Naciones Unidas permite a Cataluña el ejercicio del derecho a la autodeterminación".

Para Duran, el choque político y social derivado del proceso soberanista constituye un "fracaso colectivo" del que responsabiliza a todos los dirigentes que, como él, estuvieron en primera línea.

Parte de la responsabilidad la atribuye al expresident Artur Mas, a quien "le ha faltado consistencia política" y que en 2016 acabó apartándose para permitir que la CUP invistiera a Carles Puigdemont. "Todos sabíamos que Puigdemont representaba una de las expresiones más radicales de CDC y del nacionalismo.

Puigdemont nace con una 'estelada' en la cama, otros la han ido a comprar a última hora a una tienda de chinos. Tenían que saber con qué jugaban. Al final, llega lo que llega", ha señalado.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px