SUSCRÍBETE

Òmnium ve una "farsa" el juicio al edil de la CUP que se apoderó de carteles del 1-O

BARCELONA, 10/01/2019.-El concejal de la CUP en Badalona (Barcelona) José Téllez (c), acompañado por la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabaté (i) y el vicepresidente de Omnium, Marcel Mauri (d), a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde será juzgado hoy acusado de un delito de desobediencia, por el que la Fiscalía pide seis meses de cárcel y de inhabilitación, tras apoderarse de carteles del 1-O que estaban en un vehículo de la policía local, que los acababa de decomisar. EFE/Toni Albir BARCELONA, 10/01/2019.-El concejal de la CUP en Badalona (Barcelona) José Téllez (c), acompañado por la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabaté (i) y el vicepresidente de Omnium, Marcel Mauri (d), a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde será juzgado hoy acusado de un delito de desobediencia, por el que la Fiscalía pide seis meses de cárcel y de inhabilitación, tras apoderarse de carteles del 1-O que estaban en un vehículo de la policía local, que los acababa de decomisar. EFE/Toni Albir

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha considerado "parte de la farsa del Estado" y un "montaje" el juicio al que se enfrenta hoy el concejal de la CUP en Badalona José Téllez por apoderarse de carteles del 1-O decomisados.

El concejal de la CUP en Badalona (Barcelona) José Téllez es juzgado acusado de un delito de desobediencia grave, por el que la Fiscalía pide seis meses de cárcel y de inhabilitación, tras apoderarse de carteles del 1-O que estaban en un vehículo de la policía local, que los acababa de decomisar.

Los hechos, en los que también intervino el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, actualmente en prisión preventiva a la espera de ser juzgado por rebelión en el Tribunal Supremo, ocurrieron el 25 de septiembre de 2017, cuando Téllez era aún tercer teniente de alcalde de Badalona, en el equipo liderado por Dolors Sabater, que fue destituida en una moción de censura que ganó el socialista Álex Pastor en junio pasado.

Téllez ha llegado esta mañana a la Ciudad de la Justicia de Barcelona, arropado por una decena de dirigentes de la CUP, Comunes y Òmnium, entre ellos Marcel Mauri, la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater (Guanyem Badalona en Comú), el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens o dirigentes de la CUP como Mireia Boya.

En declaraciones a los medios, Mauri ha denunciado que este juicio "forma parte de la farsa del Estado, persiguiendo la disidencia política y las libertades fundamentales, en este caso la libertad de expresión".

Según el número dos de Òmnium, "todas las imágenes y testimonios corroboran que lo que pasó fue que tanto Téllez como Cuixart lo que hicieron, en todo momento, fue preservar la libertad de expresión y mediar para que la ciudadanía pudiera ejercer este derecho que solo faltaría que no tuvieran y que desgraciadamente está en peligro".

"Hoy decimos lo mismo que dirá Cuixart el día de su juicio: lo hicimos, lo volveríamos a hacer y de hecho lo volveremos a hacer tantas veces como haga falta: defender las calles, esta libertad, estos derechos fundamentales en un Estado en el que por poner carteles en la calle en los que ponga 'democracia' puedes acabar en un juicio", ha advertido Mauri.

Ante la Ciudad de la Justicia, Téllez ha sido además recibido por una treintena de personas concentradas para darle apoyo, a los que el edil les ha transmitido que tiene la conciencia tranquila, que comunicará al juez que lo volvería a hacer y que se trata de una "lucha colectiva por la libertad".

La Fiscalía acusa a Téllez -que afrontará otro juicio por desobediencia en mayo próximo junto a sus excompañeros en el equipo de gobierno por abrir las puertas del consistorio el 12 de octubre de 2017- de un delito de desobediencia grave, por el que le pide seis meses de prisión y de inhabilitación especial para cargo público.

Banner 468 x 60 px