Juli Fernández (PSC) cree que la Crida Nacional quiere "cargarse a ERC"

El secretario adjunto de Organización de los socialistas catalanes, Juli Fernández, cree que la Crida Nacional, la propuesta de Carles Puigdemont para agrupar el independentismo, tiene como último objetivo "cargarse a ERC", después de el PDeCAT no haya conseguido hacerlo con el PSC.

"Pasamos de la CiU del 3 por ciento al PDeCAT y, ahora, a la Crida", indica Fernández, que considera que "lo de CiU no tiene nombre". El político, buen conocedor del expresidente Puigdemont, añade que el objetivo de toda esta apuesta de los nacionalistas catalanes es "cargarse ERC, después de no haberlo conseguido con el PSC".

Según explica a Efe el exprimer secretario del PSC de Girona, los republicanos hace tiempo "que buscan un espacio de diálogo y pacto desde el que ampliar la base social". Por contra, "Carles Puigdemont no negocia nada, una lástima, porque provoca que principios de acuerdo que podrían ser estén aparcados, ya que nadie se atreve a sacarlos adelante".

"De la mano de Puigdemont sólo hay referéndum de independencia, algo que ni ellos mismos se creen", subraya Juli Fernández, para quien la propuesta de la Crida Nacional "tensa más la situación".

Fernández pone como ejemplo las críticas que la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas (PDeCAT), vertió contra el nuevo subdelegado del Gobierno en la provincia, Albert Bramon, al que acusó de mantener la línea del PP en cuanto a la autodeterminación en un reciente encuentro entre ambos y de empeorarla en temas de ciudad.

Para el secretario adjunto de Organización del PSC, Madrenas intenta "marcar territorio" y considera sus afirmaciones "una falta de respeto y cierto maltrato que un partido con una trayectoria tan importante en Girona -aprovecha para citar el mandato de Joaquim Nadal- no se merece".

Ese posicionamiento "no se ajusta al momento que Cataluña necesita", según Juli Fernández, que concreta que "el cambio de gobierno en Madrid abre una ventana de oportunidad". El dirigente socialista remarca que la solución para Cataluña "debe ser política" y defiende "la vía bilateral frente a la unilateral" para salir de un escenario "de inestabilidad".

Ante las peticiones de mediación por parte de políticos soberanistas en asuntos como el de los presos o los huidos de la justicia, el socialista indica que "cualquier persona que entienda qué es la separación de poderes sabe que el Gobierno no tiene acción directa" en estos temas.

Sin embargo, Juli Fernández considera que "hay que crear las condiciones para que la situación se suavice" y reclama el trabajo de "todos". "Si el sector independentista abandona la opción unilateral y con un partido socialista delante en favor del acuerdo, el diálogo y ante el que se puede hablar de todo, lo que no quiere decir que todo sea posible, se encontrarán soluciones", precisa.

Un inconveniente para Juli Fernández es que hay "partidos que piensan más en las elecciones que en Cataluña" y "gente instalada en la confrontación".

Fernández defiende el papel que puede jugar en todo ello el PSC, al que ve fuerte como "vaso comunicante" del PSOE y con "cada vez más gente" que asume su mensaje de "no romper nada, si no reformar para seguir juntos", al tiempo que se queja de que "nadie habla de asuntos clave para el ciudadano como la vivienda o la sanidad".

6°C

Madrid

Nublado

Humedad: 95%

Viento: 14.48 km/h

  • 12 Dic 2018 7°C 0°C
  • 13 Dic 2018 8°C 4°C
Banner 468 x 60 px