LA ZURDA

El exvicesecretario PP Valencia dice que Costa autorizaba los pagos a la Gürtel

El exvicesecretario del PP valenciano David Serra ha apuntado hoy en el juicio de Gürtel a su superior, el entonces secretario general Ricardo Costa, como el "responsable" de contratar y supervisar los actos electorales que la trama organizaba para el partido y ha dicho que era él quien autorizaba los pagos.

Serra ha sido el único acusado en declarar hoy en el juicio a la rama valenciana de la Gürtel que ha retomado la Audiencia Nacional y donde se enfrenta, al igual que Costa, a una petición fiscal de 7 años y 9 meses de cárcel.

Durante su declaración, el exvicesecretario del partido regional se ha desvinculado de cualquier responsabilidad en la contratación o pago de actos electorales de las campañas autonómica y municipal de 2007 y de las generales de 2008 y ha asegurado que siempre pensó que todo se hacía de manera legal.

No ha citado en ningún momento al expresidente valenciano Francisco Camps, al que otros acusados como Costa acusaron de ordenar el sistema por el que el PP se financió ilegalmente a través de donaciones de empresarios, y ha volcado la responsabilidad de la contratación con la Gürtel en el ex secretario general.

Según Serra, "el señor Costa era el responsable de la contratación de los actos" y era él quien hacía directamente los encargos a Álvaro Pérez, el Bigotes, encargado de la filial de la Gürtel en Valencia, con quien tenía una relación "muy estrecha".

"Me imagino que Orange Market facturaría los actos. Se haría un control de los que se habían hecho y, una vez hecha la factura, se daría la orden por parte del secretario general del partido", ha explicado Serra.

Pero ha negado en todo momento conocer ninguna dinámica de pagos en negro a la Gürtel por parte del partido ni haber pagado o recibido dinero "en efectivo" de nadie: "Jamás me dijo a mí el señor Costa que había pagos en b".

Buena parte del interrogatorio de la Fiscalía ha girado en torno a varias conversaciones que Serra mantuvo con el Bigotes y el empresario arrepentido Enrique Ortiz, que confesó haber pagado facturas del PP contraídas con la Gürtel, en las que hablaban, a veces en clave, sobre una deuda que supuestamente tenía este último con Orange Market.

Serra ha justificado que Costa le pidió "insistentemente" que intercediera con Ortiz por la relación personal que les unía y ha precisado que siempre respondió órdenes del secretario general, incluso cuando le pidió al empresario "aumentar la cantidad" de una factura que iba a pagar, a lo que Ortiz le contestó: "Pues eso me jode más todavía".

Ha asegurado que desconocía que algunos empresarios "habían abonado facturas o gastos del PP", que pensaba que todos los trabajos que se reflejaban en dichas facturas eran "reales" y que, si hubiese sabido de esa práctica irregular de financiación, "nunca hubiese hecho esa gestión" con Ortiz.

También ha explicado que en una ocasión le dijo al Bigotes que el PP valenciano no pagaría actos contratados por otras provincias con la Gürtel. "Lo que no hemos contratado no se paga, y a mí eso me lo traslada el señor Costa (...)

Que lo pague quien lo tenga que pagar", le dijo en una conversación al responsable de la Gürtel en Valencia, si bien minutos antes reconoció: "Si tenemos que comernos el marrón, nos lo comemos".

En otra conversación telefónica con el Bigotes, en la que éste se quejaba porque el PP no le pagaba, Serra le aconsejó que le diese un "susto" al exvicepresidente valenciano Vicente Rambla para que autorizase el pago de una subvención al PP.

"Le dije: 'Anuncia que te vas, que Orange Market, el proveedor del PP y que también trabaja para la Generalitat, se va. Acojónalos'", ha explicado.

Aunque estaba previsto que hoy también declarase el considerado blanqueador de la Gürtel, Ramón Blanco Balín, el juez José María Vázquez Honrubia ha decidido posponerlo para el próximo viernes.

Será entonces cuando se cierre el ciclo de las declaraciones de los acusados, en las que algunos han reconocido la supuesta financiación irregular del PP valenciano y han apuntado a Francisco Camps como conocedor o instigador de las prácticas irregulares, mientras que otros se han desvinculado de las mismas.