Quantcast
ÚNETE

La iniciativa para cambiar la regla de gasto puede superar hoy su primer trámite

La iniciativa de Unidos Podemos para modificar los criterios de aplicación de la regla de gasto a los ayuntamientos podría superar hoy su primer trámite en el pleno del Congreso, ya que el grupo parlamentario espera tener los apoyos necesarios para que resulte aprobada su toma en consideración.

Este es el primer paso para que el Congreso continúe el debate de esta proposición de ley para que los ayuntamientos y corporaciones locales con cuentas saneadas puedan utilizar el superávit consecuencia de su buena gestión en políticas públicas.

En esta ocasión, Unidos Podemos confía en contar con el apoyo del PSOE para sacar adelante su iniciativa, a la que podrían sumarse los diputados de Compromís, ERC, EH Bildu, y PDeCAT, con lo que conseguiría hasta 174 votos a favor de un total de 350.

La modificación de la regla de gasto es una reivindicación recurrente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que no pretende suprimirla sino reformarla y hacerla más flexible, de forma que los ayuntamientos, las únicas de las tres administraciones que cumplen con los objetivos de déficit y deuda, puedan reinvertir su superávit.

Finalmente, el pleno tramita hoy esta proposición de ley después de que la Mesa del Congreso haya rechazado el veto del Gobierno a la propuesta al haberse registrado fuera de plazo.

De hecho, el veto del Gobierno a la iniciativa se presentó en el registro del Congreso cuatro minutos después de haberse cumplido el plazo de un mes para registrarlo, por lo que la Mesa no aceptó el escrito remitido por el Ejecutivo.

La Constitución otorga al Gobierno la capacidad de oponerse a la tramitación de las proposiciones de ley que, a su juicio, afectan a los ingresos o gastos presupuestarios como, según considera, sucede con esta iniciativa para que los ayuntamientos con las cuentas saneadas puedan invertir su superávit.

Según la iniciativa de Unidos Podemos, la regla no se aplicaría en las corporaciones locales que cumplan con los objetivos de estabilidad, entendida ésta como un nivel de endeudamiento inferior al 110 por cien de los recursos corrientes y un plazo medio de pago a proveedores inferior a 30 días.