Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

¿Educación equitativa en la era de la pandemia covid-19?


  • Escrito por Pilar Rodríguez Veiga
  • Publicado en Nacional

Bajo el lema "Recuperar y revitalizar la educación para la generación covid-19", la Unesco conmemora este domingo el Día Internacional de la Educación, un derecho sobre el que la pandemia, según afirman diversas ONG en España, parece haber puesto trabas para la equidad por sus consecuencias sociales y económicas.

El derecho a la educación de los menores "está en juego en la era de la covid", enfatiza la ONG Educo, que especifica cinco retos para evitarlo: revertir el aumento del abandono escolar, asegurar la calidad del aprendizaje, evitar más inequidad en la educación, mantener las escuelas abiertas y dar apoyo socioemocional a la infancia.

También Aldeas Infantiles SOS asegura que "la pandemia ha intensificado la inequidad del sistema educativo" y ve "urgente" eliminar las trabas administrativas, académicas y de carácter discriminatorio que impiden que las ayudas lleguen a las familias más vulnerables.

Esta ONG al igual que otras en España, han tenido que reforzar sus programas de ayudas a las familias con hijos en edad escolar para reducir la brecha digital o compensar otras carencias.

El 8,2 % de los menores de 18 años (683.000) viven en nuestro país en hogares que no pueden permitirse tener un ordenador y al menos 100.000 no tiene conexión a Internet, recuerda.

"El cierre de centros educativos debe ser el último recurso y una medida casi excepcional", sostiene por su lado Save The Children, que alerta asimismo de que la pandemia "continúa agravando la desigualdad educativa ya existente".

CUESTIÓN DE ESTADO

Diversos sindicatos del sector educativo como CSIF defienden con motivo de esta conmemoración "un sistema educativo público, estable, igualitario, inclusivo, flexible, innovador y tolerante".

Pero incide en que "la educación es una responsabilidad colectiva que debe enfocarse hacia la búsqueda del bien común y debe ser una cuestión de Estado, que asegure la igualdad de oportunidades y sirva como elemento compensador de desigualdades".

Desde UGT se apunta también que el "desigual acceso por parte de docentes y estudiantes a los materiales digitales ha acentuado la brecha digital e incrementará las desigualdades existentes entre el alumnado".

Y critica que organismos como el Consejo Escolar del Estado hable de "prejuicios" cuando se subrayan desigualdades en las aulas por el coronavirus.

UGT cree que "de la misma forma que el acceso a las tecnologías digitales debe ser equitativo para alcanzar una educación de calidad para todos, también el profesorado debe disponer de la formación adecuada, las competencias y el respaldo necesarios para extraer de ellas todo su potencial".

ABANDONO EDUCATIVO

Tenemos una tasa de abandono escolar temprano del 17,3 %, la más alta de Europa.

Porcentaje que se distribuye, recalca Aldeas Infantiles SOS, de forma muy desigual en nuestra sociedad: en los hogares que se encuentran en el nivel más bajo de renta es del 28,9 %, mientras que en el más alto es del 1,6 %.

También la tasa de repetición es significativamente más alta entre los niños de contextos sociales desfavorecidos.

El abandono educativo tiene consecuencias en toda la vida laboral de la persona. Adecco ha señalado que 162.600 empleos perdidos en España durante la pandemia pertenecían a personas con educación primaria.

En el último año, en nuestro país solo ha crecido el número de ocupados con estudios superiores, mientras que se ha reducido el de aquellos con niveles educativos inferiores. Una titulación universitaria está presente como requisito en cuatro de cada diez ofertas de empleo y solo el 9 % de las ofertas ha recogido entre sus requisitos que el candidato cuente solo con el graduado escolar.

EDUCACIÓN INTERCULTURAL

Por otra parte, la desmotivación del estudiante es "común" en un contexto en el que en España los colegios cuentan con un programa educativo "muy similar al que teníamos hace veinte años, formando a los jóvenes en conceptos y contenidos que difícilmente van a aplicar en su vida personal o profesional y dando una visión del mundo y de las relaciones sociales y laborales que no se corresponde con la realidad".

Lo declara a Efe la CEO de la ONG AIPC Pandora, Ana Eseverri, que añade: "La enseñanza sigue siendo profundamente teórica y muy poco basada en la experiencia, la educación no formal todavía no se integra en la dinámica de las aulas, lo que dificulta la entrada de nuevos contenidos".

Por ello, ve muy importante ofrecer a los alumnos "actividades educativas experienciales -como realiza con sus programas esta ONG- y a ser posible internacionales, que les permitan ampliar su visión del mundo y adquirir las competencias transversales que les formarán como los ciudadanos globales que han de ser hoy en día".

Eseverri también destaca la relevancia de la educación intercultural en las aulas, sobre la que "todavía queda mucho por hacer" a pesar de que "la realidad de muchos centros educativos es totalmente multicultural".

La crisis sanitaria nos ha mostrado que "los grandes retos están por todos lados y no hace falta ir muy lejos para formar a jóvenes en sostenibilidad, océanos, género o emprendimiento social", añade.