Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

La CUP advierte a Iglesias e Illa de acciones penales si no van al Parlament


El diputado de la CUP en el Parlament Vidal Aragonés en una imagen de archivo. El diputado de la CUP en el Parlament Vidal Aragonés en una imagen de archivo.

El diputado de la CUP en el Parlament Vidal Aragonés ha advertido este viernes al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y al ministro de Sanidad, Salvador Illa, de que deberán afrontar posibles acciones "penales" si no comparecen en la comisión de investigación sobre residencias.

Aragonés, que preside la comisión de investigación sobre la gestión de las residencias para gente mayor en el Parlament, les ha enviado sendas cartas de advertencia, después de que Iglesias e Illa comunicaran que no tienen intención de comparecer en esta comisión, en la que están citados el lunes, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que aún no ha informado de sus planes.

En una carta enviada al Parlament, tanto Iglesias como Illa recordaban que "es criterio reiterado del Consejo de Estado que los parlamentos autonómicos no tienen potestad para requerir la comparecencia de autoridades, funcionarios o agentes, actuales o pretéritos, del Estado".

En su respuesta a ambos, el diputado de la CUP puntualiza que "lo que dicen esos dictámenes" es que "no están obligados" a comparecer en el Parlament, pero eso "no significa en ningún caso que no puedan" atender la petición de comparecencia si así lo deciden.

Una comparecencia que sería telemática y por espacio de 60 minutos, puntualiza Aragonés, que en su misiva a Illa añade: "Si ha tenido más de 60 minutos para hablar con representantes del Gobierno de Portugal en relación con la COVID-19, no podemos imaginar que no tenga 60 minutos telemáticos para esta comisión", en algún momento entre el 25 de noviembre y el 21 de diciembre de este año.

Si se niegan a comparecer, la comisión podría reiterar su requerimiento de comparecencia y, si también es "desatendido", Aragonés informará a la Mesa del Parlament para que a su vez, como establece el reglamento, lo traslade al Ministerio Fiscal, "para determinar la posible responsabilidad penal".