Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Salvador Illa respeta y apoya las nuevas medidas de Madrid frente a la covid


El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado este viernes que su departamento "respeta y apoya" las nuevas medidas contra la pandemia de la covid de la Comunidad de Madrid y el resto de comunidades autónomas en el ejercicio de sus competencias y en beneficio de la salud pública.

En la rueda de prensa posterior a su reunión en Valladolid con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, preguntado por las medidas anunciadas por el Gobierno madrileño, Illa ha manifestado que corresponde a esa administración tomar "pedidas proporcionadas con su situación epidemiológica".

Sobre la evolución de los contagios en Madrid, ha valorado que haya "mejorado" en los últimos días, pero ha insistido en que el objetivo no puede ser quedarse en el entorno de los 400 positivos por cada 100.000 habitantes, sino que "todavía tiene mucho margen de mejora" hasta llegar al objetivo, "como mínimo, de bajar de 100 casos".

"Hay que seguir tomando medidas duras", ha dicho respecto a Madrid, pero también lo ha extendido al resto de las comunidades autónomas ante una situación preocupante que se extenderá "cinco o seis meses", según ha reiterado.

La Comunidad de Madrid ha anunciado esta mañana que limitará las reuniones sociales a partir del sábado en toda la región entre las 00:00 y las 6:00 horas a las personas convivientes, tanto en espacios públicos como privados.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, anunciado en rueda de prensa que el resto del día seguirá vigente la limitación de las reuniones a un máximo de seis personas.

Además, en toda la Comunidad de Madrid los establecimientos de hostelería deberán cerrar a las 00.00 horas y no podrán admitir nuevos clientes a partir de las 23.00 horas, mientras que en los establecimientos comerciales deberán cerrar a las 22.00 horas "menos los que presten servicios imprescindibles".