Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Unidas Podemos define a Vox: "Son unos pijos herederos del expolio franquista"


La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Sofía Castañón. La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Sofía Castañón.

La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Sofía Castañón, ha definido este jueves a los dirigentes de Vox como "unos pijos herederos del expolio franquista, jugando a ser franquistas" y les ha acusado de ser ridículos y al mismo tiempo peligrosos.

Con la intención de confrontar el discurso "machista" de Vox, el grupo parlamentario de Unidas Podemos ha decidido que fueran cuatro de sus diputadas -Sofía Castañón, Lucía Muñoz, Aina Vidal y Roser Maestro- quienes respondieran este jueves al candidato Santiago Abascal en el debate de la moción de censura contra Pedro Sánchez.

Pues así podrían contraponer el proyecto "de odio" que en su opinión defiende Vox para España con la "república feminista" hacia la que Castañón asegura que avanza el país. "Este Gobierno camina con paso firme y gafas violetas y pañuelos verdes y consciencia de clase", ha defendido.

"No les gusta nada de España, no les gustan sus lenguas, su diversidad, sus barios, sus culturas", ha reprochado la portavoz adjunta de Unidas Podemos, que ha acusado a Vox de no traer ni una sola propuesta al Parlamento y de defender un discurso como lo haría en "la barra del bar".

Y ha reivindicado, frente a las quejas de ayer de Vox, que los diputados van "vestidos con toda la dignidad" a representar en el Parlamento a los ciudadanos, a quienes -aseguran- no les preocupa su atuendo, sino su trabajo.

"¿Han levantado alguna vez una persiana? ¿Saben lo que pesa?", se ha preguntado Castañón, que ha afeado a Vox que se muestre más preocupado por la vestimenta de los diputados que por apoyar y defender iniciativas que mejoren sus condiciones laborales.

Sofía Castañón ha considerado que la defensa de la libertad de Vox consiste en asegurarse de que no les toquen ni uno solo de sus privilegios, pero ha puesto el acento en que lo verdaderamente preocupante no son ellos, sino "la foto de Colón" que se hicieron con el PP y Ciudadanos, con quienes gobiernan.

Por su parte, la diputada de En Comú Podem Aina Vidal, que ha regresado al Congreso tras su baja por un cáncer, ha denunciado que el proyecto de país de Vox son el “odio, la desconfianza y el egoísmo” y que con su moción buscan “bronca y ruido” y envenenar el cerebro de los españoles para que desconfíen de su parlamento, con un “respeto” a España que en realidad es “más autoritarismo” y “odio al diferente”.

Además, ha acusado a la derecha de “deslealtad y traición” y de buscar en la Unión Europa “perjudicar los intereses de España”, ya que, si no gobiernan, desean a España “cualquier tipo de calamidad”, porque la “derecha con sentido de país la está ejerciendo la CEOE”.

“Ninguna distracción, próxima estación: presupuestos”, ha exclamado.

Roser Maestro, de IU, ha considerado que Vox trajo ayer al Congreso el curso de "primero de fascismo" y por su discurso considera que "no son dignos de ser españoles". "Se dedican a la confrontación y la riña", ha lamentado.

La diputada Lucía Muñoz, de Podemos, ha defendido que la moción no es de censura sino de “destrucción” y ha situado a Vox en el “fascismo”. “La mayoría de la gente siente pavor solo con imaginar a Ortega Smith como ministro de Sanidad”, ha recalcado.