ÚNETE

Puigdemont no aclara su futuro pero dice que no busca asilo político

BRUSELAS (BÉLGICA), 31/10/2017.- El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont posa en el interior del club de la prensa de Bruselas antes de comparecer ante los medios de comunicación, en Bruselas, Bélgica, hoy 31 de octubre de 2017. Puigdemont llegó este lunes a Bruselas después de que el fiscal general del Estado de España, José Manuel Maza, anunciara una querella por rebelión, sedición y malversación contra él y el resto del gobierno regional, así como otra querella contra la mesa del Parlamento autónomo. EFE/ Olivier Hoslet BRUSELAS (BÉLGICA), 31/10/2017.- El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont posa en el interior del club de la prensa de Bruselas antes de comparecer ante los medios de comunicación, en Bruselas, Bélgica, hoy 31 de octubre de 2017. Puigdemont llegó este lunes a Bruselas después de que el fiscal general del Estado de España, José Manuel Maza, anunciara una querella por rebelión, sedición y malversación contra él y el resto del gobierno regional, así como otra querella contra la mesa del Parlamento autónomo. EFE/ Olivier Hoslet

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont no ha aclarado hoy en una comparecencia ante la prensa en Bruselas cuál será su futuro inmediato, pero ha precisado que no busca asilo político y que regresaría a España si obtuviera "garantías" de un "juicio justo".

"Estamos aquí en perfecta legalidad y sin incumplir nada, por tanto no nos hemos tenido que esconder de nada", ha dicho Puigdemont, quien ha agregado que no sabe cuánto tiempo pasará en Bélgica, ya que "depende de las circunstancias".

Puigdemont, cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución española, está imputado en España por rebelión, sedición, malversación y otros delitos, junto a todos los integrantes del destituido Gobierno catalán.

Puigdemont, que llegó a Bruselas ayer, lunes, ha denunciado la "politización de la Justicia" española, ha asegurado que hay "ausencia de imparcialidad" y ha dicho que regresará a España "rápidamente" si obtiene "garantías" de un proceso justo en los tribunales.

"Si hay garantías inmediatas y trato justo, si se me garantiza un juicio justo con separación de poderes en España, lo que se debe esperar de un país europeo. Si es así, volveremos rápidamente", ha dicho el expresidente.

Ha agregado que se siente "más tranquilo" y con mayor seguridad en Bruselas que en territorio español, y ha subrayado que tanto él como los cinco exconsellers que le acompañan en su viaje pueden "garantizar una parte de sus derechos y cumplir con sus obligaciones".

En la misma comparecencia, en la que no se le ha permitido hacer preguntas a la prensa española no catalana, Puigdemont ha añadido que no está en Bélgica como país, sino que está Bruselas como "capital" de la Unión Europea.

"Nunca abandonaremos el Gobierno y vamos a seguir trabajando", ha dicho en una comparecencia en la que se expresó en español, francés, inglés y catalán.

El político del PDeCat ha destacado que el Gobierno catalán en los últimos días ha decidido dar prioridad a la "seguridad, la prudencia y la moderación" ante la "ofensiva altamente agresiva y sin precedente contra el pueblo de Cataluña".

Ha agregado que acepta las elecciones autonómicas del 21 de diciembre y sus resultados, y ha preguntado al Gobierno central si también aceptará los "resultados mayoritarios de las fuerzas independentistas", en caso de que ese fuera el resultado electoral.

"Vamos a defender la idea de la demanda política y del proyecto" a partir "de una posición política y no jurídica", ha añadido Puigdemont, quien ha insistido en que su intención no es "escapar de la justicia" porque su responsabilidad es "política".