Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

El Congreso da luz verde a la suspensión temporal de las reglas fiscales para 2020-2021


  • Escrito por PSOE
  • Publicado en Nacional
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, en su intervención en el Congreso de los Diputados / PSOE. La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, en su intervención en el Congreso de los Diputados / PSOE.

El Congreso de los Diputados ha aprobado por mayoría absoluta el acuerdo del Gobierno por el que se suspenden temporalmente las reglas fiscales para 2020 y 2021, ante la apreciación de que nuestro país sufre una emergencia extraordinaria ocasionada por la pandemia de Covid19.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, ha subrayado en su intervención ante el Pleno del Congreso que lo que el Gobierno solicita es “que cumplamos con la Constitución para dar respuesta a los problemas y retos de nuestra nación”, es decir, “activar lo estipulado en el 135.4 de nuestra Constitución y en el 11.3 de la Ley de estabilidad presupuestaria”, que permite la suspensión temporal de las reglas fiscales ante supuestos de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria.

"Se trata, sencillamente, de aplazar los objetivos de deuda y déficit hasta que las condiciones económicas lo permitan, en línea con las recomendaciones de la Unión Europea y de los principales organismos internacionales. Cuando ello ocurra será el momento de poner en marcha políticas fiscales que nos lleven de nuevo a una senda de estabilidad” y por tanto “no hay menoscabo alguno, ni mucho menos renuncia a nuestro compromiso con la estabilidad presupuestaria”.

Montero lamentó que algunos diputados de la derecha “hayan llegado a decir que la suspensión de las reglas fiscales suponía una fiesta del gasto” y se preguntó si es una fiesta del gasto “garantizar el empleo y recursos a los trabajadores con empresas en dificultades a través de los ERTE, aprobar una prestación extraordinaria para los autónomos, o transferir los mayores recursos de la historia para que las comunidades autónomas no tengan problemas de liquidez para afrontar la pandemia”.

En este sentido, insistió en que “la suspensión de las reglas fiscales no suspende la responsabilidad fiscal” y “por eso este Gobierno se ha comprometido a rebajar el déficit público el próximo año”.

Asimismo, la ministra de Hacienda se mostró convencida de que “los dirigentes de comunidades autónomas y de ayuntamientos no dejarán de actuar con responsabilidad por el hecho de que hayamos suspendido las reglas fiscales”

Durante su intervención, Montero recordó que el Ejecutivo ha fijado un nuevo techo de gasto para 2021 por importe de 196.097 millones de euros.

“Se trata de una cifra sin precedentes-dijo- que va a permitir al Gobierno elaborar para 2021 unos Presupuestos Generales del Estado expansivos, que protejan a las familias, que garanticen el sistema de protección social, el Estado del Bienestar y que ayuden a la recuperación económica”.

Respecto a quienes han considerado excesiva la cifra del techo de gasto, la ministra les pidió que “digan qué capítulos quitarían”. “Lo que no es responsable es pedir ayudas para empresas, familias y trabajadores, votar a favor de las que aprueba este Gobierno, incluso pedir que se incremente, y luego criticar que esas medidas elevan el gasto público. Necesitamos un mínimo de coherencia”, sentenció.

Unos PGE para no dejar a nadie atrás

Montero confirmó que el Gobierno “traerá en breve a esta Cámara los Presupuestos Generales del Estado para 2021”. Unas cuentas públicas, cuyas señas de identidad van a ser la “cohesión, la justicia social y la lucha contra la desigualdad, así como la consolidación de un modelo de crecimiento económico equilibrado, sólido, inclusivo y sostenible”

Explicó que el Plan Presupuestario remitido a la Comisión Europea el pasado día 15 demuestra que “a diferencia de crisis anteriores, este Gobierno no buscará las soluciones en los recortes presupuestarios y en las políticas de austeridad propias de la derecha. El plan refleja el compromiso de este Gobierno de no dejar a nadie atrás y no incrementar la brecha de la desigualdad”.

Asimismo, se refirió a dos de las medidas más relevantes que se han descrito en este Plan para 2021: “la revalorización de las pensiones y la reducción brecha de género y social”. En este sentido, afirmó que “nuestros pensionistas mantendrán su poder adquisitivo al actualizar las pensiones según la inflación prevista y se equipararán por primera vez los permisos de paternidad y maternidad a 16 semanas, un hecho histórico en nuestro país”.

En cuanto a medidas fiscales que incluye el plan, señaló el incremento del IVA a las bebidas azucaradas, para fomentar una dieta sana, como una medida no recaudatoria sino disuasoria; la creación de un impuesto a los envases de plástico de un solo uso para impulsar la economía verde y los impuestos sobre determinados servicios digitales y sobre transacciones financieras para adecuar la fiscalidad a la economía del siglo XXI.

“No renunciamos a una fiscalidad más progresiva que acerque los ingresos tributarios a los de los países de nuestro entorno”, pero “vamos a adoptar las medidas fiscales que sean compatibles con la recuperación económica y que nos permitan, al mismo tiempo, financiar las políticas sociales necesarias para que nadie se quede atrás”, añadió.

Por último, Montero afirmó que nadie entendería que “la dialéctica política derive en parálisis cuando los tiempos que vivimos exigen compromiso y determinación” y apuntó que “oposición no es ni debe ser sinónimo de obstrucción”. Por ello, pidió anteponer los intereses de los españoles a los intereses partidistas y lanzar el mensaje conjunto de que “todos los grupos parlamentarios, sin excepción, estamos dispuestos a colaborar en beneficio del bienestar general”.