Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

El Congreso debate la suspensión de las reglas fiscales por la covid


El pleno del Congreso debate este martes la necesidad extraordinaria de suspender las reglas fiscales en 2020 y 2021 ante la emergencia provocada por la pandemia en España y es informado por el Gobierno del techo de gasto no financiero del Estado para 2021, fijado en una cantidad récord de 196.097 millones de euros.

La mayoría del Congreso apoyará previsiblemente el acuerdo del Consejo de Ministros por el que solicita de la Cámara Baja la apreciación de que España está sufriendo una pandemia, lo que supone una situación de emergencia extraordinaria contemplada en los artículos 135.4 de la Constitución y 11.3 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Es la primera vez que se recurre el artículo 135.4 de la Constitución que señala que los límites de déficit y deuda "solo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados".

Con este hecho Hacienda se garantiza que el primer trámite parlamentario para presentar los Presupuestos de 2021 sea superado, ya que el Congreso será informado del nuevo techo de gasto, pero la suspensión de las reglas fiscales evitará que se tenga que votar una senda de déficit que pudiera ser rechazada.

No obstante, el Ejecutivo planteará una tasa de referencia de déficit público -que no será de obligado cumplimiento- del 7,7 % del PIB para 2021: 5,2 % para la Administración Central, 1,1 % para las autonomías, 1,3 % para la Seguridad Social y 0,1 % para las entidades locales.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, informará además del límite de gasto no financiero o techo de gasto de 2021 que asciende a la cifra récord de 196.097 millones de euros y que incluye la primera anualidad de los fondos europeos por 27.436 millones, con los que se prevé impulsar el crecimiento económico hasta el 9,8 %.