ÚNETE

Cleries apuesta por recuperar el apoyo de la "gente soberanista" ante el 21-D

El portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluís Cleries / EFE / ARCHIVO El portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluís Cleries / EFE / ARCHIVO

El portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluís Cleries, ha apostado hoy por trabajar desde su partido para recuperar el apoyo de la "gente soberanista" que en Cataluña ha respaldado el "procés" independentista, a la espera de que la formación decida cómo acude al 21D y con qué candidato.

En declaraciones en la Cámara Alta, Cleries ha asegurado no ver problema alguno en que el exconseller Santi Vila pueda concurrir como cabeza de lista del PDeCAT a las elecciones autonómica pese a que dimitió antes de la votación de la declaración unilateral de independencia en el pleno del Parlament del viernes pasado.

"En el PDeCAT tenemos un militante que se llama Santi Vila y tiene todo el derecho a presentar su candidatura", ha explicado, para a renglón seguido apuntar que lo que ahora tiene que hacer es confirmar si aspira a ello, y como cualquier otro posible candidato, presentar su propuesta para convencer a la mayoría del partido.

Ha señalado también que el PDeCAT no ha definido todavía "con qué forma de candidatura" concurrirá a las elecciones, si en solitario o junto a otras fuerzas soberanistas, como en las últimas elecciones autonómicas, y ha recordado que el partido quiere estrenar un nuevo sistema de primarias, aunque si hubiera listas conjuntas no podría aplicarse del mismo modo.

"Hemos de analizar todos los escenarios, estamos debatiendo las opciones mejores y hemos de buscar el sistema para que la gente soberanista que en estos tiempos ha ido dando su apoyo a todo el proceso que hemos vivido se sienta mejor", ha agregado.

Josep Lluís Cleries ha aprovechado para subrayar que se trata de un proceso encaminado "desde la paz y la convivencia" porque ha afirmado estar "un poco cansado" de los comentarios sobre la "violencia" ejercida en Cataluña recogidos en la querella de la Fiscalía contra Carles Puigdemont y otros exmiembros del Govern.

"Me parece una broma de mal gusto, allí violencia no ha habido ninguna", ha concluido.