Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Arranca la ronda de declaraciones del caso Kitchen que culminará con la de Fernández Díaz

El juez del caso Villarejo comienza el jueves la ronda de declaraciones fijadas en el marco de la pieza Kitchen, la operación auspiciada en 2013 para sustraer documentos sobre el PP a Luis Bárcenas, y que culminará el 30 de octubre con el interrogatorio al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz.

Los primeros en declarar, en calidad de testigos, serán el exdirector de comunicación del Ministerio del Interior Juan José Esteban y el sacerdote Silverio Nieto, que han sido citados el próximo jueves 22.

A Esteban, el juez Manuel García Castellón le cita en relación a las conversaciones que mantuvo en 2017 a través de whatsapp con el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, imputado en esta pieza, y de las que se ha tenido conocimiento a raíz del volcado del teléfono móvil de este último.

Esas conversaciones en las que mencionaban a Villarejo -"y si quieres un día te cuento quién daba instrucciones para cuidar a Villa...y en qué términos"-, evidencian, según el magistrado, "la relación cercana" entre ambos, por lo que ve necesario "recabar del testigo que ilustrara cuanto pudiera aportar acerca de los hechos objeto de investigación".

Lo mismo sucede con Silverio Nieto, que salió a colación en la investigación de Kitchen "a propósito de unos mensajes" que mostró el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño en una de sus últimas declaraciones como imputado por estos hechos.

Esos mensajes supuestamente se los reenvío Nieto tras recibirlos de Francisco Martínez y en uno de ellos éste señalaba que en el juzgado le exigían entregar los mensajes recibidos de 2013 a 2014 "sobre los supuestos 'operativos policiales' de las que trata todo esto (cuya legalidad siempre me pareció clarísima) y que necesariamente conlleva la situación de Jorge y probablemente Rajoy. Desde luego nada más lejos de mi deseo".

A la luz de esos mensajes, García Castellón también considera necesaria su comparecencia "a fin de esclarecer qué sabe de los hechos", teniendo en cuenta además su "cercanía con Francisco Martínez y el contenido de los mensajes que le reenvío" a García Castaño, "El Gordo", quien supuestamente se encontraba con Nieto cuando fue detenido en julio de 2018.

El lunes de la semana siguiente será el turno del exdirector de gabinete de Martínez, Jorge Sanchís Bordetas, quien también ha sido llamado como testigo por tratarse de una persona "muy cercana" al número 2 de Interior, por lo que puede ofrecer "información relevante sobre la intervención del secretario de Estado en los hechos investigados".

Ese mismo día también ha sido citada como testigo Icíar Castro, igualmente considerada cercana a Martínez, ya que de las comunicaciones intervenidas se "evidencia que pudiera tener conocimiento de hechos relevantes".

El juez considera que la declaración de estos cuatro testigos permitirá "profundizar en el papel de Francisco Martínez", y del que subyace, según la investigación, que podía haber tenido "una posición preeminente en la planificación y puesta en marcha de la operación" Kitchen.

Finalmente, los días 29 y 30 de octubre, respectivamente, están citados como imputados Martínez y su jefe directo, el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, bajo cuyo mandato se puso en marcha esta operación en 2013 y se cree que se prolongó hasta 2016.

El juez cree que desde Interior "se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente con la participación directa del ministro y actuando por delegación de éste, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad".