Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

El PSOE-A ve “absolutamente necesario” el impulso de las políticas públicas de memoria del gobierno de Pedro Sánchez frente a un gobierno andaluz que está dejando morir la ley andaluza

El secretario de Memoria Democrática del PSOE de Andalucía, Javier Giráldez, ve “absolutamente necesario el paso adelante que da el Gobierno de Pedro Sánchez para hacer realidad la reparación, la justicia, la verdad y el deber de la memoria”, sobre todo en los tiempos que vivimos de auge y blanqueamiento de los postulados de la ultraderecha, como sucede en Andalucía.

El PSOE de Andalucía respalda el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que auspicia el Gobierno de Pedro Sánchez, porque se trata de un gran paso adelante en las políticas públicas de memoria de nuestro país, que entronca con lo más avanzado del derecho humanitario internacional, dignifica a las víctimas de nuestra Guerra Civil y Dictadura y afianza nuestra democracia.

Giráldez ha destacado que “el anteproyecto de Ley que acaba de presentar el gobierno de España recoge como iniciativas más relevantes y necesarias la búsqueda de desaparecidos mediante un compromiso de Estado, el impulso de las investigaciones en materia de memoria democrática, pone en valor el papel de la mujeres españolas como protagonistas de la lucha por las libertades y recoge las demandas de los colectivos de víctimas que tanto tiempo llevan esperando.”

En el caso de Andalucía, el Gobierno de las derechas presidido por Moreno Bonilla ha dado especialmente la puntilla a una “Ley de Memoria Histórica y Democrática que ha desaparecido de la vida pública de Andalucía. Ni una sola exhumación, ralentización en todos los procedimientos, paralización del desarrollo de la Ley, abandono de las víctimas y de las entidades memorialistas…este el balance del gobierno andaluz en esta materia”, sostiene Giráldez, que ha resaltado en cambio que el anteproyecto que presenta el Gobierno de Pedro Sánchez viene “a recuperar la palabra de los que siempre estuvieron silenciados, de todos los que lucharon por una sociedad mejor”, sobre todo en estos difíciles momentos en los que, en Andalucía, la extrema derecha dirige las políticas que implementa la Junta.

El anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, sitúa a las víctimas de la guerra civil y de la dictadura franquista en el centro de las políticas públicas de memoria, a través de una serie de importantes medidas de reparación y reconocimiento fundamentadas en las recomendaciones de Naciones Unidas y en el conocimiento de la reivindicación y defensa de los valores democráticos y los derechos y libertades fundamentales a lo largo de nuestra historia contemporánea.