Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Guerra defiende sustituir a los sectarios en TV3 y disolver los Mossos si se resisten

El ex vicepresidente de Gobierno Alfonso Guerra / EFE / ARCHIVO El ex vicepresidente de Gobierno Alfonso Guerra / EFE / ARCHIVO

El ex vicepresidente de Gobierno Alfonso Guerra defiende la disolución del cuerpo de los Mossos d'Esquadra si se resisten al "control democrático" del Estado y pide sustituir a los "sectarios" en la "red pública de medios de comunicación" de Cataluña para desmontar "las mentiras" que difunden "cada día".

En un artículo en la revista Tiempo, Guerra dedica al líder del PSOE, Pedro Sánchez, un "bienvenido al mundo de la responsabilidad" porque "ha renunciado al 'no es no'" para defender la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y le aconseja que busque ahora "el apoyo de aquellos a los que consideró demasiado cerca del Gobierno de Mariano Rajoy por la abstención en la investidura".

"Son las lecciones de la responsabilidad a la demagogia", concluye su consejo a Sánchez, tras reprochar también a su propio partido y a Ciudadanos, "los aliados del Gobierno", su "filtración irresponsable" de que sería en enero cuando tendrían lugar las elecciones autonómicas que se convoquen en Cataluña tras la intervención de la Generalitat al amparo del artículo 155.

"En lo sustancial, las medidas adoptadas son apropiadas para cortar la sublevación secesionista", afirma el también ex vicesecretario general del PSOE, antes de precisar que, a su juicio, "deberían haberse tomado antes, al menos los días 6 y 7 de septiembre", cuando el pleno del Parlament debatió y aprobó la ley del referéndum con la que amparó la consulta del 1 de octubre.

También replica a quienes, como la dirección del PSOE, solicitaban a Puigdemont que convocara elecciones "para salvar la dignidad de la autonomía de Cataluña" con estas palabras: "No han entendido que la única forma de salvar la dignidad de Cataluña es sacando de sus despachos a la camarilla de delincuentes que hoy ocupan los puestos de mando de la Generalitat".

"El Gobierno tiene una tarea compleja, sustituir en los centros de poder a los sectarios por personas objetivas que actúen con legalidad y lealtad", argumenta Guerra, antes de advertir de que "hay dos centros claves: el orden público y la difusión de las noticias que crean opinión pública".

Así, considera "imprescindible" el "control democrático de los Mossos" y, si este cuerpo policial "muestra resistencia, su disolución", al tiempo que juzga "absolutamente necesario", en lo que respecta a "la red pública de medios de comunicación", el "desmontaje de las mentiras instiladas cada día en los oídos de los catalanes".

"Si los insurrectos continúan con su plan, las consecuencias serán graves y en cierto sentido irreversibles", porque "lo que se anuncia es la balcanización de España", advierte Guerra, y añade: "Poco antes del estallido violento de Yugoslavia, nadie podía prever que pudiera terminar en una confrontación que produjo centenares de miles de muertos".

Después de afirmar que "el objetivo separatista" de "los golpistas" ha encontrado como "cómplice" al grupo de "nihilistas" de Podemos, que "no le pide nada y que le ayuda en la destrucción de la comunidad civil, económica, cultural espiritual que componen los españoles", el ex vicepresidente del Gobierno proclama: "El Estado tiene que defender a los ciudadanos de estos grupos liberticidas".