Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Torra: "La evolución de la pandemia es 'prudentemente positiva' pero sigue 'difícil'"

BARCELONA, 04/08/2020.- El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la reunión semanal del Govern, la última antes del parón veraniego, en medio de la incertidumbre por la evolución de la COVID-19 en Cataluña, que condiciona el calendario electoral. EFE/Enric Fontcuberta BARCELONA, 04/08/2020.- El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la reunión semanal del Govern, la última antes del parón veraniego, en medio de la incertidumbre por la evolución de la COVID-19 en Cataluña, que condiciona el calendario electoral. EFE/Enric Fontcuberta

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado que la evolución de la pandemia en Cataluña sigue una tendencia "prudentemente positiva" a pesar a que la coyuntura continúa "difícil", por lo que ha pedido a la ciudadanía "máxima prudencia" para no "perder" lo ganado.

El president se ha expresado en estos términos durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Govern, la última antes del parón de verano, en la que ha aseverado que actualmente las ratios de contagios de COVID-19 demuestran "claramente" una "mejoría".

"Tenemos ahora la ratio de reproducción (del virus) a 1 o menos pero en otras zonas a 1,2 o 1,3. Por eso creemos que, en este momento, tenemos que seguir apelando a la concienciación de la ciudadanía", ha detallado antes de exigir a la población "máxima prudencia" para evitar que estas cifras se disparen.

Torra ha destacado también que las medidas que se están aplicando para contener el contagio de la pandemia "están dando resultados positivos", pero ha reconocido que la emergencia sanitaria continúa siendo "complicada".

"No es que no podamos bajar la guardia. Es que si no seguimos en alerta, vigilando, y con una actitud de atención, podríamos perder todo aquello que sabemos que cuesta ganar", ha enfatizado.

Ha recordado además que la tasa de contagios semanal en Cataluña ha pasado de 83,93 casos por cada 100.000 habitantes a 77,7, con un descenso de la velocidad de reproducción y una disminución del riesgo de rebrote que indican, ha dicho, un ritmo de ralentización de los contactos.

Además, ha continuado, la incidencia acumulada de casos ha bajado en los últimos días y ya "no se detecta un posible impacto por parte de los centros asistenciales".

Ello se debe, ha señalado, a que algunas zonas del territorio como Lleida, epicentro de uno de los mayores rebrotes de coronavirus de las últimas semanas, presenta una "clara mejora", así como Barcelona ciudad y algunos barrios del Baix Llobregat, pese a que en algunas comarcas del Vallès, por contra, ha aumentado el riesgo de contagio. EFE.