Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La crisis de covid y el nuevo estatus, prioridades de la nueva Cámara vasca

El Parlamento Vasco de la XII legislatura ha arrancado con la prioridad de adoptar medidas para hacer frente a las consecuencias de la covid-19 y con la pretensión de culminar la actualización del Estatuto de Gernika durante los próximos cuatro años, en los que los partidos que integran el actual Ejecutivo autonómico, PNV y PSE, cuentan con mayoría.

La Cámara se ha constituido este lunes sin sorpresas y marcada por las medidas para prevenir el contagio por covid-19. Separados por mamparas transparentes los 75 parlamentarios han reelegido a Bakartxo Tejería (PNV) como presidenta, a la que acompañan en este órgano el también parlamentario del PNV, Iñigo Iturrate, el socialista Txarli Prieto, la diputada de EH Bildu, Eba Blanco, y desde Elkarrekin Podemos Gustavo Angulo.

En sus primeras palabras, Tejería ha dejado claro que el principal objetivo pasa por legislar a favor de la reactivación de la economía y del empleo para afrontar las "graves consecuencias" provocadas por el coronavirus en Euskadi.

No obstante, ha precisado que en este escenario "resulta imprescindible un nuevo modelo de relación con el Estado" sustentado en la "igualdad, la bilatelaridad y el pacto", por lo que ha considerado que "ha llegado el momento de actualizar" el autogobierno, tarea en la que una ponencia parlamentaria lleva dos legislaturas trabajando con importantes desencuentros entre los partidos de cara a reformar el Estatuto de Gernika.

La intervención de la presidenta ha provocado las críticas del portavoz de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, que tras el pleno le ha acusado de haber pronunciado un discurso con una tendencia "claramente política", en el que ha "marcado" como va a ser la legislatura.

Iturgaiz también ha denunciado que su grupo, al igual que ocurrió con el PP la pasada legislatura, ha quedado fuera de la Mesa de la Cámara, en la que ha dicho que el PNV "ha fortalecido al frente de izquierdas", en referencia a que 3 de sus 5 asientos han ido a parar a PSE-EE, Elkarrekin Podemos y EH Bildu.

La composición del órgano de gobierno del Parlamento es fruto de un acuerdo entre PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos, que no ha gustado a la coalición abertzale, cuya coordinadora, Nerea Kortakarena, lo ha calificado como "reparto de sillas" que responde a "intereses partidistas" y que "no es proporcional" a los resultados electorales, ya que como segunda fuerza con 21 escaños, frente a los 10 del tercer partido (PSE-EE), a EH Bildu le corresponderían dos puestos.

También ha pronunciado unas breves declaraciones a los periodistas la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, cuyo grupo se estrena en la Cámara vasca. Lo ha hecho para comprometerse a dar voz a los ciudadanos que "defienden la libertad, el orden y la unidad de España" y ha explicado que como primera iniciativa ha presentado un escrito en el Parlamento para que los electos juren la Constitución al acceder al cargo.

El PNV es el grupo con mayor número de escaños, 31, en un Parlamento en el que la suma de sus escaños con los 10 del PSE-EE, partido con el que negocia la reedición del pacto de Gobierno Vasco, les otorga mayoría absoluta para sacar adelante las propuestas legislativas que provengan del Ejecutivo que presidirá de nuevo Iñigo Urkullu, quien será investido en un pleno que podría celebrarse la primera semana de septiembre.

Con un grupo más que en los 4 años anteriores, Vox, y con dos representantes de Ciudadanos integrados en el grupo PP+Cs, el Parlamento de la XII cuenta con 38 rostros femeninos y un tercio de sus integrantes que no estaban en la anterior legislatura.

La siguiente cita será el día 6, cuando se aprobará la conformación de la comisión que analizará las posibles incompatibilidades de los parlamentarios. Un pleno posterior aprobará el dictamen que emita este órgano y a su término la presidenta desvelará la fecha de la sesión de investidura del lehendakari. EFE.