Quantcast
ÚNETE

Ayuso ve imposible lograr en la región el acuerdo del Ayuntamiento de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d) y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (i) visitan las obras de construcción del nuevo Hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, para conocer el desarrollo de los trabajos este martes. EFE/Fernando Alvarado La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d) y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (i) visitan las obras de construcción del nuevo Hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, para conocer el desarrollo de los trabajos este martes. EFE/Fernando Alvarado

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, considera “imposible, aunque sí deseable” que en la Comunidad de Madrid se logre un consenso de todos los partidos políticos para firmar un pacto pos-COVID-19 como el que se ha rubricado este martes en el Ayuntamiento de la capital.

Los concejales del Ayuntamiento de Madrid han rubricado en un pleno extraordinario y cargado de simbolismo los Acuerdos de la Villa, el documento con las 352 medidas que los cinco grupos municipales han consensuado pare reactivar la capital tras la crisis del coronavirus.

Tras visitar los trabajos de construcción del nuevo Hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, Ayuso ha dicho que “no es posible” alcanzar un acuerdo similar porque los partidos de la oposición a nivel regional están centrados en “hacer una causa política” contra ella y “buscan constantemente derrocar lo conseguido” estos meses.

“Es muy difícil que haya un acuerdo cuando no hemos tenido apoyo por parte de la izquierda en estos meses”, censura la dirigente, quien enfatiza que “la Comunidad de Madrid es un objetivo el Gobierno central”. Ayuso ha reconocido que “nada le gustaría más que tener el apoyo de la oposición”, ser respaldada cuando se toman decisiones “tan difíciles” y que el resto de partidos “preguntara antes de enjuiciar todo lo que hace” el Gobierno regional.

Sin embargo, denuncia que “todo lo que hace en la oposición son ataques desmedidos” que obedecen a una “estrategia política de diferenciar entre buenos y malos, donde la Comunidad siempre es la mala”. EFE.