Quantcast
ÚNETE

Salvador Illa afirma que sería un error usar la mesa de diálogo como arma electoral

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, considera que "sería un error muy grave usar la mesa de diálogo" entre los gobiernos del Estado y catalán "como arma electoral", y sobre la gestión de la pandemia admite que quizás se pecó "de arrogancia con el virus" ya que "todos llegamos tarde".

En una entrevista en "El Periódico", el ministro de Sanidad pide "unidad de acción" tras el resultado de la Comisión de Reconstrucción y apunta que "la voluntad" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es que la negociación de los Presupuestos salga adelante con "la mayoría de la investidura".

También pide a los partidos de la oposición "hacer frente a su responsabilidad" después de no haber llegado a un consenso pese a haber aprobado las conclusiones de la misma.

Sobre la gestión de la crisis sanitaria, Illa señala que Pedro Sánchez "ha tendido la mano a todo el mundo", y pone como ejemplo la actitud de la oposición en Portugal, dónde el líder de la misma defendió ante sus militantes el apoyo al Gobierno en aquel momento excepcional.

Después de admitir que quizás todos los gobiernos pecaron "de arrogancia" con respecto al coronavirus, ya que "todos llegamos tarde", el ministro de Sanidad insiste en la necesidad de la "unidad de acción", algo que, afirma, "la gente quiere".

También se muestra partidario de negociar "con la mayoría de la investidura" aunque abre la puerta a "buscar los apoyos necesarios" fuera de ella para aprobar "medidas imprescindibles" a fin de afrontar la situación post-pandemia.

Sobre la mesa de diálogo y negociación entre gobiernos, que quedó paralizada con la pandemia del coronavirus, Illa confirma que el compromiso de Sánchez es que se reúna en la segunda quincena de julio, y añade que espera que la reunión se pueda celebrar en condiciones adecuadas "para que pueda dar frutos".

"Si alguien quiere usar la mesa de diálogo como arma electoral, comete un error muy grave", recalca, porque "es obvio que el diálogo es el único camino en Cataluña, un camino que exige seriedad, rigor, planteamientos a medio y largo plazo", mientras que "si se pide el diálogo para usarlo con otras finalidades es un error". EFE.