Quantcast
ÚNETE

El PSOE lamenta que el PP se "baje" del acuerdo en sanidad en el último momento

La diputada socialista Ana Prieto durnate su intervención en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso. EFE/Rodrigo Jiménez La diputada socialista Ana Prieto durnate su intervención en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso. EFE/Rodrigo Jiménez

La portavoz socialista en el grupo de trabajo de sanidad y salud pública de la Comisión de Reconstrucción, Ana Prieto, ha lamentado este viernes que el PP "en el último momento" se haya "bajado" del acuerdo en este tema y ha asegurado que su grupo sigue teniendo la mano tendida.

Prieto ha hecho estas consideraciones en la última sesión de la Comisión de Reconstrucción en la que se debaten los documentos de conclusiones de los cuatro grupos de trabajo (sanidad, economía, políticas sociales y Unión Europea) y que deberá aprobar un dictamen.

Los populares, sin embargo, aseguran que el diálogo continúa y que no se levantarán de la mesa de negociación, ni en sanidad ni en ninguno de los otros grupos de trabajo, hasta la votación del dictamen que tendrá lugar en el pleno del Congreso en la segunda quincena de julio.

Durante el debate del documento sobre sanidad, la diputada socialista ha lamentado además que el principal partido de la oposición "haya sido incapaz de salir de la posición que ha mantenido durante toda la pandemia, en la que debería haber primado el compromiso con el interés de los españoles que hoy pasa por acordar y por unir".

"Estamos a tiempo de seguir trabajando por lograr el acuerdo deseado que tanto la ciudadanía como los profesionales sanitarios esperan y reclaman. Nuestra mano está tendida, ayer, hoy y mañana", les ha dicho Prieto a los diputados del PP.

La diputada socialista ha subrayado el esfuerzo realizado por incorporar gran parte de las enmiendas presentadas por los grupos al documento base del PSOE y Unidas Podemos, en concreto 74, más las transaccionales.

Entre ellas, se han incorporado algunas del PP como las que hacen referencia a la creación de una reserva estratégica de productos sanitarios críticos frente a nuevas emergencias, un plan de recursos humanos que dé estabilidad al empleo de los profesionales sanitarios, la eliminación de la tasa de reposición o la creación de un mapa tecnológico de renovación.

Pero quedan pendientes algunas propuestas que para el PP son importantes, según ha señalado su portavoz, Ana Pastor, como la creación de una Agencia de Salud Pública y Calidad Asistencial, un plan de actuación frente a las pandemias, planes de contingencia en todos los centros sociosanitarios, una red de laboratorios de microbiología o un plan nacional de transformación digital.

El PSOE y el PP están tratando de llegar a un acuerdo sobre un calendario de reformas legislativas en el terreno sanitario, así como la incorporación de un artículo para garantizar los recursos sanitarios cada vez que se adopten nuevas medidas en materia sanitaria, según ha dicho Pastor.

"Tendríamos que lograr antes del día 22 un pacto con todos los grupos políticos en materia sanitaria. Hay que limar las diferencias para llegar a un verdadero compromiso para que el sistema sanitario salga reforzado", ha pedido Pastor.

El documento, como ha explicado Pablo Echenique (Unidas Podemos), hace hincapié en una sanidad pública fuerte, de tal forma que compromete "un aumento muy importante" de la financiación sanitaria destinada al sector público de gestión directa.

Apuesta por la recuperación de la sanidad universal, la mejora de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios para revertir la interinidad y la temporalidad, un aumento de las plantillas, levantar la capacidad industrial propia de materiales sanitarios o situar la atención primaria como una de las patas fundamentales del sistema.

Los partidos nacionalistas han coincidido en que el documento del PSOE y Podemos tiene una "clara pulsión recentralizadora". En ese sentido, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha dicho que se debería empezar por reorganizar el Ministerio de Sanidad, "despreciado" durante la negociación del PSOE y Unidas Podemos para llegar a un acuerdo de gobierno y que el propio Gobierno ha troceado, "y no por quitar competencias a las comunidades".

Gabriel Rufián (ERC) ha criticado que el texto es "una especie de Juan Palomo entre PSOE, PP y Cs para intentar tender unos puentes inexistentes" y "llevarse por delante las competencias de las comunidades".

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez Vivas, ha valorado que se hayan incorporado algunas de sus enmiendas como un Plan Estratégico de Prevención del Suicidio, así como culminar el proceso de transferencia de los servicios sanitarios dependientes de Instituciones Penitenciarias a las Comunidades Autónomas.

Sin embargo, el documento no incorpora su propuesta de creación de un cuerpo sanitario de reserva que pueda ser movilizado de manera rápida para intervenir puntualmente como refuerzo en todo tipo de emergencias, sobre el que la formación naranja anunció que había llegado a un acuerdo con el PSOE. La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha manifestado su rechazo al documento porque "deja tirados a dos millones de canarios". EFE.