Quantcast
ÚNETE

Ambiente preelectoral en el debate del Parlament sobre la reconstrucción

BARCELONA 3/7/2020.- El portavoz del grupo JxCat, Eduard Pujol y la diputada Marta Madrenas, durante la segunda sesión del pleno monográfico sobre la gestión de la lucha contra la pandemia de la covid-19 celebrada hoy en la que los diversos grupos parlamentarios presentaron sus propuestas de resolución. EFE/Toni Albir BARCELONA 3/7/2020.- El portavoz del grupo JxCat, Eduard Pujol y la diputada Marta Madrenas, durante la segunda sesión del pleno monográfico sobre la gestión de la lucha contra la pandemia de la covid-19 celebrada hoy en la que los diversos grupos parlamentarios presentaron sus propuestas de resolución. EFE/Toni Albir

El ambiente preelectoral por la demanda de elecciones por parte del PSC y los comunes, y el anuncio ayer del expresident huido Carles Puigdemont de su apuesta por un nuevo partido y sin el PDeCAT para los futuros comicios autonómicos, se han colado este viernes en el debate parlamentario sobre la reconstrucción tras la COVID.

El pleno del Parlament de Cataluña celebra hoy un pleno sobre gestión de la crisis de la COVID y la reconstrucción, promovido por Cs y en el que todos los grupos han presentado una batería de propuestas, principalmente sociales y económicas.

El diputado José María Cano, de Cs, ha explicado el plan de contingencia de su formación ante nuevos rebrotes y tras una crisis que, espera, sea un "punto de inflexión" para reflexionar sobre la mejor salida a una situación deteriorada.

Cano ha defendido que lo que ha ocurrido en las residencias con las personas mayores es "indecente" y ha pedido consenso para garantizar en el futuro una atención sanitaria mejor, así como más ayudas sociales y económicas ante la crisis que se avecina.

Una "actitud de mano tendida" de Cs, según la diputada de los comunes Susana Segovia, que esconde el hecho de que la formación liberal sería la única, junto a JxCat, que no tendría prisa en convocar elecciones catalanas, ha afirmado.

"Nos gusta este cambio de actitud, eh, pero qué diferencia con hace seis meses, cuando llamaban ocupa a (el president de la Generalitat, Quim) Torra", ha dicho la portavoz de los comunes en la cámara catalana, cuyo grupo lleva semanas reclamando la convocatoria electoral cuanto antes para que sea un nuevo ejecutivo el que tome las riendas de la reconstrucción de la crisis.

A ese clima preelectoral también ha hecho mención la portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, quien ha dicho que el propio Puigdemont con su anuncio ha "contraprogramado" el pleno sobre la reconstrucción.

Granados ha lamentado que los grupos del Govern -JxCat y ERC- no hayan contactado con la oposición en los días previos al debate monográfico propuesto por Torra para trabajar conjuntamente las propuestas de resolución que se votarán este viernes, que tienen que sentar las bases de la recuperación económica y social posterior a la COVID-19.

Para la dirigente socialista, esto es consecuencia del clima preelectoral que hay en Cataluña y de la división entre los socios de Govern, más pendientes de cuestiones partidistas y de culpar al Estado de todo lo que no funciona que de atender a las necesidades de la comunidad.

Por su parte, el diputado del PPC Daniel Serrano ha instado al resto de partidos a "poner en cuarentena las ideologías" para sacar adelante las medidas necesarias para mitigar los estragos de la COVID-19.

Unas medidas que, en su opinión, deben ir encaminadas a eliminar los gastos dirigidos a alimentar el "procés" -por ejemplo, suprimiendo las delegaciones de la Generalitat en el extranjero- y a facilitar la liquidez de empresas y familias con una reforma fiscal.

Desde los escaños del Govern, Marta Madrenas (JxCat) ha destacado la importancia de que los gobiernos rindan cuentas a la ciudadanía "y esto es lo que ha hecho el de Cataluña", ha apuntado, antes de señalar que la pandemia de la COVID-19 "acelere la transformación en materias como la crisis climática y la cuarta revolución industrial, que es la tecnológica y digital".

Ha explicado también que el Govern se encontró con que tenía que luchar contra la pandemia en "un contexto de recentralización" y que esto le hizo menos eficaz en algunas cuestiones, aunque aún así, afrontó con valentía una crisis sobre la que existía inicialmente "un gran desconocimiento".

Desde ERC, su portavoz parlamentaria, Anna Caula, ha indicado que los gobiernos han aprendido mucho respecto a cómo actuaban el mes de marzo, "cuando aún no sabían cómo afrontar la pandemia", y ha criticado que grupos como los de PSC y comunes no encaren con "corresponsabilidad" el hecho de que están en el Gobierno del Estado.

Sobre las propuestas de resolución de ERC, Caula las ha considerado como "ambiciosas" para construir "un mundo distinto" y con voluntad de "transformar" la sociedad posterior a la pandemia con proyectos nuevos. La diputada de la CUP Maria Sirvent, por su parte, ha criticado que los demás grupos hablen más de "reconstrucción" que no de "transformación" y ha puntualizado que su formación no desea volver a la situación anterior, con unas desigualdades sociales crecientes. EFE.