Quantcast
ÚNETE

Alba Vergés pide a los aragoneses que no vayan al hospital de Lleida ante el aumento de casos

BARCELONA 3/7/2020.- La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, durante la segunda sesión del pleno monográfico sobre la gestión de la lucha contra la pandemia de la covid-19 celebrada hoy en la que los diversos grupos parlamentarios presentaron sus propuestas de resolución. EFE/Toni Albir BARCELONA 3/7/2020.- La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, durante la segunda sesión del pleno monográfico sobre la gestión de la lucha contra la pandemia de la covid-19 celebrada hoy en la que los diversos grupos parlamentarios presentaron sus propuestas de resolución. EFE/Toni Albir

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha pedido al gobierno de Aragón que los ciudadanos de la Franja no acudan al hospital Arnau de Vilanova de Lleida para proteger al centro sanitario, que está viendo aumentar la afluencia de casos de Covid-19 y el número de hospitalizaciones de leridanos infectados está creciendo.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Vergés ha asegurado que de momento no se plantean hacer "confinamientos selectivos en Lleida, entendidos como el que se hizo en la Conca d'Ódena porque la mayor parte de la movilidad se está dando dentro de la misma zona, donde vemos que se están incrementando los casos de forma importante".

En Lleida hay al menos ocho brotes activos de Covid-19 que, según la consellera, "son preocupantes" para que no se conviertan en transmisión comunitaria incontrolada y ha reconocido que "algunas entradas al hospital y a la UCI nos indica que hemos de actuar", ya que en una semana se han doblado los positivos de coronavirus en Lleida, de 167 la semana pasada a 325 esta.

Si bien el gobierno catalán no evalúa de momento hacer confinamientos selectivos, "aunque nos lo hemos de plantear todo", ha dicho la consellera, sí ha reconocido que harán actuaciones para proteger a los colectivos más vulnerables, como restringir las visitas a las residencias y reforzar los mensajes para que la ciudadanía aplique las normas de distanciamiento físico, higiene de manos y mascarilla.

"Lo que está pasando en Lleida es un mensaje de que esto no es ninguna broma, ya hemos visto a la velocidad que puede crecer todo", ha advertido Vergés. "Los brotes no nos preocupan, ya dijimos que van ha seguir habiendo, nos preocupa el volumen en que crecen los positivos y que pueden llegar a ser transmisión comunitaria", ha dicho Vergés, que ha insistido en que "distancia, higiene de manos y mascarillas es imprescindible, y más donde crece la incidencia de forma importante".

Según Vergés, actualmente en Cataluña están "encontrando muchos casos positivos porque se están haciendo muchas pruebas, pero también miramos el porcentaje de positivos sobre las pruebas que hacemos y en Lleida han crecido mucho".

"En una semana se han doblado los positivos de 167 a 325 casos esta semana, y aumentan las hospitalizaciones, lo que indica que el virus se está transmitiendo. Tenemos que doblar esta curva de Lleida, pero de momento sin plantear este confinamiento de movilidad", ha añadido la consellera.

Vergés ha revelado que mantiene contactos diarios con el gobierno de Aragón, en cuya Franja limítrofe con Cataluña se han detectado varios brotes, y en su contacto de ayer le pidió "que los usuarios de la Franja no vayan al hospital Arnau de Vilanova de Lleida para destensionar el hospital, que vayan a su ambulatorio, pero si necesitan hospital, que vayan al de Barbastro".

La consellera ha pedido a la ciudadanía "que se lo tome muy en serio, no solo en Lleida, sino en todas partes" y a los leridanos les ha solicitado que, aunque no haya confinamientos perimetrales de movilidad, "que sólo hagan lo imprescindible, que dejen para más adelante las cosas no urgentes, antes de pedirles que se queden en casa, les pedimos que bajen el ritmo, que hagan lo que tengan que hacer pero con mucha precaución".

En cuanto a los dos brotes detectados en Barcelona, Vergés ha dicho que "no son preocupantes, siempre hemos dicho que habrá brotes, el problema es cuando no controlas la cadena de transmisión y se convierten en transmisión comunitaria".

"Estamos haciendo muy bien el control de los brotes y hemos de ser intensivos en los mensajes, y lo que está pasando en Lleida es un aviso de que no podemos bajar la guardia", ha añadido.

Sobre los 'rastreadores' contratados con la filial de Ferrovial en un contrato que Salud quiere rescindir, Vergés ha asegurado que "están haciendo una parte pequeña del circuito de detección de casos e identificación de contactos, la otra parte la hace atención primaria y el trabajo más importante lo hace Salud Pública, le estamos dando máximo apoyo a Lleida desde central".

"En Lleida también estamos vigilando a las personas mayores y a las que viven en las residencias, iniciaremos medidas ya sea de restringir visitas porque la incidencia de casos es alta en esta zona y por tanto actuaremos sobre las personas vulnerables protegiendo al hospital y reforzando los mensajes", ha concluido Vergés. EFE.