Quantcast
ÚNETE

Los enfermeros otorgan un suspenso a su calidad de vida a causa de la COVID

Una sanitaria asiste a una persona. EFE/Mariscal Una sanitaria asiste a una persona. EFE/Mariscal

La calidad de vida percibida por las enfermeras y enfermeros empeora si se compara con la situación anterior a la crisis sanitaria motivada por la expansión de la COVID-19 debido a las "duras" condiciones laborales y profesionales, y la puntúan con un 4 sobre 10.

Así concluye el análisis que la empresa especializada en estudios online Sondea ha realizado para el Sindicato de Enfermería, SATSE, mediante una encuesta a un total de 8.218 enfermeras y enfermeros de todo el país, a finales de mayo y principios de junio.

En concreto, la calidad de vida percibida por las enfermeras y enfermeros encuestados desciende en 2,45 puntos de media si se compara con la situación anterior a la crisis de la COVID-19, pasando a menos de un aprobado (4,80 puntos sobre 10).

El estudio revela que se ha incrementado el porcentaje de enfermeras y enfermeros que puntúan su calidad de vida actual con la menor calificación (de 0 a 4), pasando del 8,06 % al 41,60 %. Además, solamente a un 17,53 % de estos profesionales del 55,04 % que tienen personas a su cargo, se les ha facilitado el cambio de turno para la conciliación, mientras que no ha ocurrido en el 35,08% de los casos y un 2,44 % ha tenido que ampliar su reducción de jornada.

Asimismo, del 54,38 % por ciento que tienen hijos o hijas, el 15,73 % ha encontrado dificultades para contratar a personas que cuidasen de ellos cuando tenían que irse a trabajar durante la pandemia.

La mayoría de las personas encuestadas se han tenido que alojar en su domicilio habitual (94,90 %), adoptando las medidas de seguridad necesarias para proteger a su familia; un 3,40 % han podido hacerlo en una segunda residencia o vivienda vacía de un familiar y cerca del 1 % se han visto obligadas a pagar un hotel/ apartamento.

Según SATSE, estos nuevos datos "ponen en evidencia la grave repercusión que ha tenido en la vida personal y familiar de las enfermeras y enfermeros el tener que enfrentarse a una crisis de salud pública sin precedentes en nuestra historia reciente, haciéndolo, además, en muchos casos, sin los recursos y medios de protección necesarios". EFE.