Quantcast
ÚNETE

CCOO denuncia la supresión de medidas contra el coronavirus en las prisiones

Comisiones Obreras ha denunciado este lunes que las prisiones abren la nueva normalidad con la supresión de medidas frente a la COVID-19. En un comunicado asegura que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior ha dictado unas normas para recuperar la actividad normal de las prisiones previa al inicio de la pandemia "en las cuales se suprimen medidas para la protección frente al coronavirus de la población reclusa y del personal penitenciario".

Añade que la orden dictada por Instituciones Penitenciarias "no contempla todas las medidas preventivas instauradas para combatir la entrada del coronavirus en la cárceles, reduciendo el control de los posibles casos a una declaración responsable de la persona que tiene una comunicación íntima de no tener COVID-19 y sin ninguna otra medida para el resto de quienes acceden a los centros".

CCOO insiste en que la orden restablece plenamente los vis a vis y las comunicaciones de convivencia "sin ninguna medida específica de protección frente al coronavirus y sin garantizar la esterilización de espacios y enseres utilizados por diferentes usuarios".

Aclara que está "a favor de recuperar las actividades normales de los centros penitenciarios y de que la población reclusa pueda ejercer sus derechos legales plenamente pero siempre respetando las más elementales normas de salud pública y de protección de un colectivo especialmente vulnerable como es la población penal y el propio personal penitenciario".

Por ello CCOO pide a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "que habilite las medidas de prevención adecuadas a la realidad de las cárceles, garantizando las medidas higiénicas generales y de protección necesarias y los recursos adecuados para que el coronavirus no se haga endémico en las prisiones".

En este sentido denuncia que siguen faltando mascarillas de protección como las FFP2 y que se utilizan durante 40 horas las higiénicas, "que no protegen al personal y que son de cuatro horas de duración". EFE.