Quantcast
ÚNETE

El comité de Nissan emplaza al Govern a ponerse "las pilas" para evitar el cierre

El comité de Nissan emplaza al Govern a ponerse "las pilas" para evitar el cierre / EFE. El comité de Nissan emplaza al Govern a ponerse "las pilas" para evitar el cierre / EFE.

El presidente del comité de Nissan en Barcelona, Juan Carlos Vicente, ha pedido hoy al conjunto de fuerzas políticas que se pongan "las pilas" y se impliquen para evitar el cierre de la compañía en Cataluña, ya que "este Govern no puede permitirse que 25.000 personas se queden en la calle".

Juan Carlos Vicente, de CCOO, comparece este lunes en la comisión de Empresa y Trabajo del Parlament para explicar la situación de las plantas de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, que la compañía quiere cerrar el próximo mes de diciembre.

El representante de los trabajadores ha pedido la máxima implicación de todos los partidos políticos para impedir que Nissan cese su actividad, lo que no sólo abocaría al paro a los 3.000 empleados de la empresa, sino a otros 22.000 trabajadores de las empresas auxiliares.

"Queremos visualizar que no somos 3.000 personas afectadas, que somos 25.000, y este Govern no se puede permitir que 25.000 personas se queden en la calle", ha alertad Vicente, que ha comparecido junto al secretario general de la sección sindical de Sigen-USOC en Nissan Zona Franca, Miguel Ruiz.

El presidente del comité ha subrayado que las plantas barcelonesas tienen que seguir siendo "constructoras", ya que el tejido industrial catalán depende de ello, y ha reiterado que la premisa básica de la plantilla "es seguir estando en Nissan".

"No queremos oír hablar de vender la fábrica ni de dinero. Queremos nuestros puestos de trabajo", ha resaltado Vicente. "Por eso os pedimos que os pongáis las pilas con nosotros, que deroguéis la reforma laboral y que consigamos entre todos que Nissan tenga otros cuarenta años de vida", ha añadido.

Juan Carlos Vicente ha señalado que Nissan está actualmente al 20 % de su capacidad y ha relatado todas las veces que la plantilla se ha reducido salarios y condiciones laborales para facilitar la competitividad y viabilidad de la compañía nipona, que aún así ha decidido cerrar las tres plantas barcelonesas.

Ha recordado, además, que Nissan ha recibido en los últimos años 154 millones de euros en ayudas gubernamentales que "han caído en saco roto": "Eso no se puede permitir. Es dinero de todos y si se invierte en un sitio es para que sea rentable, no para que se lo queden unos pocos".

El sindicalista ha calificado como una "sinvergonzonería" la actitud de la empresa la última década, ya que "en todo momento" ha estado engañando a los trabajadores, prometiendo nuevos modelos a cambio de reducciones de plantillas y condiciones laborales, pese a que "ya sabían que no querían seguir" en Cataluña.

"Se nos ha ido dejando sin aire, se han ido mermando las producciones, hasta llegar a este punto", ha lamentado. Por su parte, el secretario general de Sigen-USOC en Nissan, Miguel Ruiz, ha acusado a la multinacional de utilizar el confinamiento derivado por la pandemia de coronavirus para cerrar las plantas en Cataluña: "Nissan se va de Barcelona porque es fácil irse ahora".

Según Ruiz, la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi no podría haber aguantado en situaciones normales los 54 días de huelga indefinida que llevan en las plantas catalanas. Asimismo, Ruiz ha afeado a la empresa que no haya facilitado información sobre el estado de la empresa a nivel europeo: "No queremos empezar periodo de consultas local porque no tenemos la información a nivel europeo, porque nos engañan".

"Como no tenemos esa información no podemos defender de la manera que se merecen los trabajadores de Nissan", ha remachado.

Juan Carlos Vicente ha criticado asimismo que la dirección de Nissan haya rehusado comparecer en el Parlament, tal y como habían solicitado los grupos, algunos de los cuales, como ERC, Catalunya en Comú-Podem y la CUP, han censurado también esta decisión. EFE.