Quantcast
ÚNETE

La justicia belga retoma la vista sobre la entrega de Lluis Puig el 23 de junio

El exconseller catalán, Lluis Puig. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ El exconseller catalán, Lluis Puig. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

El juzgado belga de primera instancia que examina la euroorden cursada por las autoridades españolas contra el exconsejero autonómico catalán Lluís Puig, reclamado por malversación en el caso del 1-O, celebrará el 23 de junio la próxima vista del proceso, confirmaron a Efe fuentes de la defensa.

La audiencia estaba inicialmente prevista para el 30 de marzo, pero tuvo que retrasarse ante la suspensión de la actividad judicial por las restricciones impuestas ante la expansión de la pandemia de coronavirus.

Será en realidad la segunda parte de una vista que se empezó a celebrar el 24 de febrero y en la que se trataron aspectos como los derechos fundamentales y la doble incriminación, pero que no dio tiempo a concluir en aquella fecha, por lo que se acordó un receso hasta el 30 de marzo, cuando fue aplazada de nuevo por la COVID-19.

La segunda parte de esa vista, el 23 de junio, se celebrará "por la tarde" y versará sobre aspectos técnicos, según los abogados del que fuera consejero de Cultura del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Técnicamente, el juez belga podría dictar sentencia el mismo 23 de junio tras la vista, pero los letrados de Puig lo ven muy improbable y creen que el magistrado anunciará ese día la fecha de su decisión definitiva, ante la que cabe recurso en Apelación y después en Casación.

En paralelo, el proceso relativo a las euroórdenes cursadas en Bélgica contra Puigdemont y contra su exconsejero Toni Comín está suspendido en Bélgica hasta que se resuelva el suplicatorio que el Tribunal Supremo español ha enviado a la Eurocámara para pedir que se les retire la inmunidad parlamentaria, en el que también se han ampliado los plazos por las restricciones impuestas por el coronavirus.

Puig, sin embargo, no es eurodiputado y no disfruta de ninguna inmunidad parlamentaria, por lo que su euroorden sigue adelante en los tribunales belgas. EFE.