Quantcast
ÚNETE

El Banco de Alimentos ya atiende a más personas que en la crisis de 2008

El número de personas atendidas por el Banco de Alimentos de Barcelona ya ha superado el máximo histórico que registró durante la crisis económica de 2008, según han alertado hoy sus responsables, que recuerdan que a principios de marzo daban alimentos a 114.000 personas y ahora ayudan a cerca de 160.000.

También ha aumentado el número de entidades sociales que necesitan alimentos para repartir, que han pasado de 302 a 379 en sólo dos meses, debido a la puesta en marcha de nuevas iniciativas comunitarias para dar respuesta a la emergencia social generada por la crisis sanitaria.

Además de los alimentos almacenados, en colaboración con World Central Kitchen, el Banco de Alimentos ha distribuido casi 175.000 comidas cocinadas desde el inicio del estado de alarma, una parte importante repartida a través de los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona.

El Banco de Alimentos de Barcelona cerró el año 2014 con una media de 152.000 personas atendidas mensualmente, que fue el máximo histórica alcanzado por la entidad, fruto de la crisis económica que se inició en 2008.

Ahora, en menos de tres meses, el coronavirus ha fulminado este dramático récord y ha pasado de repartir ayuda a 114.000 personas a principios de marzo a un total de 159.089 en junio.

Los responsables del Banco de Alimentos han explicado que el parón económico derivado de la pandemia y el confinamiento han abocado a decenas de miles de personas a pedir ayuda para cubrir necesidades tan básicas como la alimentación.

Ello ha obligado al Banco de Alimentos de Barcelona a incrementar las entradas y salidas de alimentos, con una media de 70.000 kilos diarios distribuidos desde el almacén central que tiene en la Zona Franca de la capital catalana, desde donde reparte desde productos secos básicos como la leche, pasta o aceite, hasta productos frescos (frutas y hortalizas) y otros de alto valor proteico como pollo y huevos.

Desde el pasado 14 de marzo han repartido más de 4.298 toneladas de alimentos a través de diferentes programas. Para garantizar el aprovisionamiento continuo de alimentos y su distribución, han puesto en marcha diferentes campañas para que la ciudadanía pueda colaborar de la forma más segura y eficiente, haciendo donaciones en línea.

Entre ellas destacan la impulsada por Caixabank y la Fundación Bancaria "la Caixa", bajo el lema 'Ningún hogar sin alimentos'.

También cadenas de distribución como Lidl, BonÀrea, Caprabo o El Corte Inglés están llevando a cabo campañas virtuales de recolecta de alimentos, invitando a sus clientes a hacer una aportación económica o redondear el importe de su compra.

El Banco de Alimentos también tiene su propia campaña "Emergencia COVID-19". Los responsables del Banco de Alimentos consideran que la reciente aprobación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) por parte del Gobierno el pasado viernes 29 de mayo, y que está previsto que llegue a 850.000 hogares en situación de pobreza en toda España, debería contribuir a reducir el número de personas en situación de pobreza.

En estos momentos, la tasa de pobreza en España, según el último informe AROPE, es del 26,1 % de la población, 12,3 millones de personas. EFE.