Quantcast
ÚNETE

Montilla deberá comparecer en el Parlament por su incorporación a Enagás

El expresidente de la Generalitat José Montilla en una imagen de archivo / EFE. El expresidente de la Generalitat José Montilla en una imagen de archivo / EFE.

El expresidente de la Generalitat José Montilla deberá comparecer en el Parlament para explicar su fichaje por la compañía Enagás, después de que Ciudadanos y ERC se hayan sumado este jueves a las solicitudes de comparecencia que ya presentaron ayer JxCat y la CUP.

La presión parlamentaria sobre Montilla ha ido incrementándose en las últimas horas, después de que la semana pasada el Consejo de Administración de Enagás aprobara la propuesta de su nombramiento como consejero independiente.

Montilla anunció que dejará de percibir su pensión como exjefe del ejecutivo catalán al fichar por Enagás, desde donde espera poder reafirmar su "compromiso con Cataluña y con España" y aportar su "experiencia y conocimientos".

Ayer, la CUP y JxCat presentaron por separado sendas solicitudes de comparecencia ante la comisión de asuntos institucionales y hoy lo han hecho ERC y Ciudadanos.

Ciudadanos quiere que el expresidente catalán y exministro de Industria exponga su "visión sobre la compatibilidad de mantener una dedicación en el sector privado y beneficios derivados de la normativa autonómica de expresidentes de la Generalitat".

De la misma forma, ERC quiere que Montilla "dé explicaciones sobre su nueva responsabilidad en Enagás y su compatibilización con las tareas y derechos como expresidente de la Generalitat".

Por su parte, Catalunya en Comú Podem impulsa una proposición de ley en el Parlament para declarar que los medios necesarios para sostener una oficina de expresident y la dotación presupuestaria para su funcionamiento ordinario sean "incompatibles" con ejercer un trabajo o actividad en el ámbito privado y con la participación en un consejo de administración de empresas públicas o privadas.

Mientras tanto, el portavoz de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, ha tachado de "error grave" el fichaje de Montilla por Enagás porque, a su entender, implica "mezclar lo público y lo privado".

Por otra parte, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), partido fundado por Jordi Pujol en 1974 y que en 2016 cedió el testigo políticamente al PDeCAT, ha presentado concurso de acreedores ante el juzgado mercantil número 9 de Barcelona, en lo que representa un paso más hacia su liquidación definitiva.

Según ha avanzado el diario Ara y han confirmado a Efe fuentes conocedoras de la operación, la presentación debería haberse hecho efectiva el pasado 30 de marzo, según los plazos que marca la ley concursal, pero el paréntesis obligado por la pandemia de coronavirus obligó a retrasar los trámites hasta ayer miércoles.

El futuro de CDC, con una deuda acumulada de 4,3 millones de euros, según las fuentes consultadas, y con sus sedes embargadas, quedará ahora en manos de un administrador concursal.

En abril, además, el Tribunal Supremo confirmó la condena a CDC a devolver 6,6 millones de euros por cobrar comisiones ilegales a través del Palau de la Música, una pena de la que se desentiende el PDeCAT al no considerarse "continuador" de la antigua Convergència.

El 8 de julio de 2016, la antigua CDC bajó la persiana como partido activo en un congreso de clausura celebrado minutos antes de inaugurar el congreso fundacional de su partido heredero, el PDeCAT.

A partir de ese momento, Jacint Borràs, uno de los fundadores de Convergència, pilotó CDC en su nueva fase de hibernación, ya sin actividad política, en la que mantuvo una estructura reducida, vinculada jurídicamente al PDeCAT por un acuerdo de transitoriedad. EFE.