Quantcast
ÚNETE

Las comunidades se preparan para recuperar el control de la desescalada

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres participa este domingo en una nueva conferencia de presidentes autonómicos convocada por Pedro Sánchez. EFE/Ángel Medina G. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres participa este domingo en una nueva conferencia de presidentes autonómicos convocada por Pedro Sánchez. EFE/Ángel Medina G.

A partir del 8 de junio, más de la mitad del país podría estar en la fase 3 de la desescalada, en la que serán las comunidades autónomas las que decidan cómo administrar esta etapa y algunas de ellas ya se están preparando para recuperar el control de la gestión de la crisis.

De ello tendrán ocasión de hablar este lunes los consejeros autonómicos con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la reunión por videoconferencia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que plantearán sus propuestas y peticiones para pasar de fase.

La cita se produce después de que ayer el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, anunciara que los presidentes autonómicos pilotarán el paso de la fase 3 de la desescalada a la nueva normalidad y una vez que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, acaba de decir que cree que a partir del 8 de junio se podrá viajar no solo entre provincias, sino también entre comunidades autónomas que estén en la fase 3 de la desescalada.

Toda España, salvo la Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y buena parte de Castilla y León, podría entrar en la fase 3 el 8 de junio, siempre que no se produzcan imprevistos.

A partir de esa fecha, serán, por tanto, los Gobiernos autonómicos los que decidirán cuándo se levanta el estado de alarma en sus territorios, además del número de días que quieren permanecer en la fase 3.

El anuncio del jefe del Ejecutivo fue valorado por la gran mayoría de las comunidades, si bien no colmó la expectativas del presidente catalán, Quim Torra, quien había reclamado nuevamente todas las competencias para apoyar la nueva prórroga de la alarma.

Comunidades como Galicia, País Vasco, Cantabria, Aragón, Navarra y La Rioja ya han anunciado su intención de solicitar este lunes el paso a la fase 3, mientras que otras como la Valenciana lo han dejado en el aire.

Canarias y Baleares pedirán a lo largo de esta semana la incorporación de todas las islas de ambos archipiélagos a la fase 3, en la que ya se encuentran desde hoy El Hierro, La Gomera, La Graciosa y Fuerteventura.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha anunciado su intención de permitir la movilidad entre provincias en la fase 3 desde el próximo lunes, fecha en la que la comunidad pasaría a esa situación.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ya avanzó este domingo que Galicia solicitará este lunes avanzar de fase y señaló que lo primero que hará en cuanto pueda gestionar directamente la desescalada será recuperar la movilidad interprovincial.

También pedirá este lunes el avance a la fase 3 el País Vasco, cuyo lehendakari, Iñigo Urkullu, ha solicitado, además, una clarificación de los plazos para disponer del fondo de 16.000 millones de euros.

El jefe del Ejecutivo valenciano, Ximo Puig, confía que en quince días los habitantes de la comunidad se puedan mover entre provincias y también a otras regiones que se encuentren en la misma fase de la desescalada, aunque no ha adelantado si solicitará esta semana el pase a la fase 3: "La decisión se adoptará con total prudencia y sin tener más prisa de la necesaria", ha dicho.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, rechazó este domingo los acuerdos bilaterales que el Gobierno central está cerrando con algunas comunidades y volvió a pedir responsabilidad a la ciudadanía para que la Comunidad pueda pasar a la fase 2 el próximo 8 de junio.

Por su parte, el cántabro Miguel Ángel Revilla celebró el fin de la cogobernanza a partir del 8 de junio, cuando la región entre en la fase 3, lo que pedirá este lunes.

La presidenta de Navarra, María Chivite, valoró también que esta comunidad pueda gestionar la fase 3, al igual que su homóloga riojana, Concha Andreu, quien ve también "con buenos ojos" la recuperación de las competencias y pedirá el avance de la región a la fase 3, pero siempre "bajo el principio de máxima prudencia".

Igual de prudente se mostraron el asturiano Adrián Barbón, quien ha a pedido a sus ciudadanos que no se relajen, y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras.

Este último ha condicionado la salida de su comunidad del estado de alarma cuando entre en fase 3 a que siga habiendo la misma coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los cuales deben comprometerse a seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias regionales.

Desde Aragón, su presidente, Javier Lambán, aseguró que autorizará la movilidad interprovincial cuando la comunidad entre en fase 3, dentro de una semana.

En Ceuta, el director territorial del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), Jesús Lopera, ha asegurado que está "valorando" solicitar el pase a la fase 3 de la desescalada porque los servicios sanitarios están "estables", a pesar del rebrote que allí se ha producido, ya "controlado". EFE.