Quantcast
ÚNETE

El Gobierno deja en manos de las juntas de tratamiento el acercamiento de presos

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ofrece una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros celebrado este viernes. EFE/Emilio Naranjo La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ofrece una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros celebrado este viernes. EFE/Emilio Naranjo

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha eludido este viernes hablar de un eventual acercamiento de presos vascos a Euskadi y ha recordado que el Gobierno mantiene un "absoluto respeto" a las decisiones que adoptan las juntas de tratamiento de las cárceles respecto a los internos.

Montero ha respondido así en la rueda de prensa del Consejo de Ministros a la petición que les ha trasladado el Gobierno vasco, que ha solicitado que, ante la crisis de la COVID-19, se acerque a los presos vascos o que tengan arraigo familiar en Euskadi a cárceles de la comunidad autónoma para evitar que sus familias tengan que viajar para visitarlos.

La portavoz no ha hecho referencia expresa a esa petición y se ha limitado a señalar son las juntas de tratamiento las encargadas de decidir cambios en las circunstancias de los presos en función de su estado de saludo "o de cualquier otra condición que rodea al interno".

"Cualquier cuestión estará en ese marco", ha concluido. . El Gobierno vasco explicó ayer que trasladó su petición al Ejecutivo central el pasado viernes apoyado en un informe de su Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco, que desaconseja las "movilizaciones masivas, relevantes" de familiares a cárceles "muy lejanas" al compartirse espacios comunes en los centros entre personas que provienen de espacios geográficos también distantes.

Según el secretario general de Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, en estos momentos, hay alrededor de 330 presos vascos o con arraigo familiar en Euskadi diseminados por diferentes cárceles fuera del País Vasco. EFE