Quantcast
ÚNETE

CGT dice que el cierre de Nissan es un ataque a todo el sector industrial

BARCELONA (ESPAÑA), 29/05/2020.-Trabajadores de Nissan protestan ante el concesionario de la marca en Granollers en el marco de las concentraciones que los trabajadores de la empresa realizan este viernes ante los concesionarios más importantes del área de Barcelona tras el anuncio del cierre realizado ayer por la multinacional.EFE/ Alejandro García BARCELONA (ESPAÑA), 29/05/2020.-Trabajadores de Nissan protestan ante el concesionario de la marca en Granollers en el marco de las concentraciones que los trabajadores de la empresa realizan este viernes ante los concesionarios más importantes del área de Barcelona tras el anuncio del cierre realizado ayer por la multinacional.EFE/ Alejandro García

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha afirmado que la decisión de Nissan de cerrar las plantas productivas de Barcelona (Zona Franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac) en diciembre de 2020 "no es solo un ataque directo" a los trabajadores de la multinacional, sino al conjunto del sector industrial.

El sindicato ha explicado este viernes en un comunicado que la "única hoja de ruta" que contempla como organización es la movilización "sin límite" contra la decisión de Nissan, que, según sus datos, afecta a 23.000 familias de forma directa e indirecta.

CGT ha avanzado que "se tomarán las decisiones que sean necesarias" para evitar los despidos y ha citado algunos ejemplos como la ocupación de la fábrica, la paralización del polígono en la zona franca o las presiones al Gobierno "sin ningún tipo de miedo a las consecuencias de estas acciones”.

El sindicato ha denunciado que la decisión de cerrar la fábrica se ha tomado "a miles de kilómetros de distancia" y no ha tenido en cuenta la situación actual y el impacto que supondrá en la economía de España.

CGT ha acusado a la dirección de la multinacional japonesa de aprovechar las circunstancias actuales para anunciar el cierre porque "la gran mayoría social no podrá movilizarse con contundencia" por las medidas sanitarias que rigen durante el estado de alarma.

Además, han denunciado que esta decisión se ha tomado a pesar de que Nissan ha recibido 170 millones de euros en ayudas públicas y "que no ha sabido gestionar eficazmente para garantizar los empleos de miles de personas".

El sindicato ha explicado que la decisión del cierre "marca un precedente" para que las patronales puedan presionar a sus plantillas y los gobiernos aumenten "beneficios a costa de recortes, explotación y precariedad". EFE.