Quantcast
ÚNETE

El sector empresarial de Lleida dice “basta” y pide cambiar de fase

El sector empresarial de Lleida dice “basta” y pide que la región sanitaria pase a mediados de la semana que viene a fase 2 o, como mínimo, a una considerada como 1,5 para que se pueda empezar a reactivar la economía.

Según ha explicado el presidente de la Cámara de Comercio de Lleida, Jaume Saltó, hay 10.000 trabajadores directos de la hostelería que, al no pasar de fase, seguirán sin trabajar.

Por ello, exige que si hay rebrotes o detección de un aumento de casos concretos, que se confine a la población más afectada o causante del brote o a las empresas que sean foco de infección, “pero que al resto nos dejen un poco más de cojín para que se puedan hacer más actividades”.

“Estamos ante un problema muy grave. Cada semana de más que tardemos en abrir habrá más empresas que cerrarán y los daños colaterales serán más parados y una economía territorial cada vez más afectada”, lamenta Saltó.

En este sentido, desde la Cámara de Lleida aseguran sentirse “abandonados” por las administraciones: “echamos de menos una unidad de acción de los políticos del territorio”, afirma.

“Ahora no toca hacer política, sino hacer propuestas reales porque el sector empresarial está hundido moralmente y solo hacemos que recibir llamadas al no entender por qué tienen que seguir sin abrir sus negocios”, apunta el presidente.

Además, puntualiza que el 95% de las empresas de la demarcación de Lleida son familiares y de menos de 10 trabajadores, por lo que “igual no nos moriremos por la COVID, pero sí al final por hambre porque esta situación es terrible”.

Finalmente, Saltó ha querido recordar al Departamento de Salud que “Lleida también es Cataluña, todos somos catalanes y necesitamos igualdad y reequilibrio del territorio”.

En este sentido, desde la Cámara no entienden cómo territorios como la Conca de Òdena (Barcelona), uno de los principales focos de coronavirus al inicio del estado de alarma, ya esté en fase 2 y que, además, se esté invirtiendo en aquel territorio para ayudar a su economía.

“Mandaremos una carta a la Generalitat para que se nos tenga en cuenta y para que nos ayuden igual que están haciendo en otras zonas de Cataluña”, ha sentenciado.

El presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau, también pidió ayer a Salud que se concrete en qué zonas o qué colectivos son los causantes del brote para que, el resto, pueda reprender la actividad cuanto antes. EFE.