Quantcast
ÚNETE

Rita Maestre: "No es momento para medallas cuando hay personas que pasan hambre"

La portavoz adjunta de Más Madrid, Rita Maestre, ha pedido este viernes al Gobierno municipal de PP y Ciudadanos que "no se ponga medallas" y "no se cierre a la crítica" sobre las conocidas como "colas del hambre" y que "no confronte" con la red del tejido asociativo que está manteniendo a "varias decenas de miles de familias" en la crisis social.

En el primer pleno ordinario de Cibeles celebrado tras la pandemia, la edil de Más Madrid ha pedido la creación de una mesa de coordinación de emergencia alimentaria para homogeneizar las ayudas sociales de los 21 distritos de la capital en torno a algo que "forma parte de la discusión pública en Madrid".

"Probablemente nunca lo hubiéramos esperado: en Madrid hay hambre, en Madrid hay falta de suministros básicos. Y no es una excepción, no son algunas pocas personas, son varias decenas de miles de personas. Esta realidad está aquí, hay que afrontarla, nombrarla y trabajar política y socialmente", ha subrayado Maestre.

La portavoz adjunta de Más Madrid ha aseverado que "no hay más hambre aún en gran parte" por el trabajo de los servicios sociales municipales y "en gran parte por una red vecinal, solidaria, asociativa, de personas que voluntaria y solidariamente cada mañana y cada tarde salen de su casa para ayudar a otros" para hacer acompañamiento "y para dar de comer, literalmente".

"Como Gobierno municipal no deben ustedes ponerse medallas. Nadie está para medallas diría en la gestión de la pandemia, y cuando hay casi 100.000 personas en Madrid que pasan hambre no es momento de medallas, es momento de trabajar discreta y eficazmente. Ustedes han llegado tarde y como han podido, y lo entiendo", ha agregado Maestre, que ha puesto en valor el "gran esfuerzo" del equipo de Gobierno y de las trabajadoras sociales.

También ha pedido al Gobierno de coalición que "no se cierren a la crítica y a la crítica constructiva que lo que quiere es poner más propuestas encima de la mesa" y que "no confronten con las redes vecinales y con el movimiento asociativo".

"Me parece incomprensible que en vez de reconocer y apoyar logísticamente a las personas que están haciendo un esfuerzo solidario entren en discusiones retóricas o políticas", ha apostillado, y les ha pedido que "acompañen, faciliten ese trabajo cediendo locales y garantizando que esas redes puedan hacer su trabajo solidario con tranquilidad".

"Incluso diría -ha añadido- con cariño, que no vendría mal teniendo en cuenta que es un esfuerzo solidario de muchísimas personas".

Maestre ha propuesto al delegado del área social, Pepe Aniorte, que ponga en marcha un plan municipal contra la emergencia alimentaria porque ha habido durante estos meses "21 planes o semiplanes", uno por distrito, y le ha pedido que se haga efectiva "cuanto antes" la tarjeta monedero que llevaba Ciudadanos en su programa.

También el PSOE ha propuesto un Plan de Fortalecimiento del tejido asociativo que posibilite su "consolidación y desarrollo" y que "potencie su rol y capacidad de incidencia social en los próximos años", además de la creación de una Mesa de Coordinación Social en cada uno de los 21 distritos de la capital.

Desde el equipo de Gobierno, la delegada de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo (PP), y su homólogo en el área de Economía, Innovación y Empleo, Miguel Ángel Redondo (Cs), han defendido la utilización del superávit municipal de 420 millones para hacer frente a la crisis social y económica.

El Ayuntamiento de Madrid ha acometido durante la pandemia un gasto de 6 millones de euros para dar alimentos a 82.000 personas, y paralelamente el tejido asociativo esta prestando esta ayuda a 20.000 personas.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, indicó el jueves tras la Junta de Gobierno que muchas de esas personas que acuden a asociaciones están recibiendo ayudas públicas, y ha pedido colaboración de las ONG para centralizar desde el Ayuntamiento la emergencia alimentaria. EFE.