Quantcast
ÚNETE

La FADSP ante la situación de las listas de espera en el SNS

  • Escrito por Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
  • Publicado en Nacional

El Ministerio de Sanidad acaba de publicar la situación a 31 de diciembre de 2019 de las listas de espera del SNS, por ello desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública tenemos que hacer las siguientes consideraciones:

  1. Los datos que se ofrecen en cuanto a lista de espera quirúrgica (LEQ) suponen básicamente un estancamiento de la situación anterior, ya que aunque se produce un aumento respecto a junio de 2019, los datos son muy similares a diciembre de 2019, con quien debe realizarse la comparación por ser más homogénea: en 2019 hay 704.997 personas en LEQ, tiempo medio de espera 121 días y 19,9% con espera superior a 6 meses, frente a 668.288, 129 días y 20% respectivamente. Por lo tanto aumenta el número de personas en LEQ y disminuyen ligeramente los otros 2 indicadores. No obstante el número de entradas en LEQ (2.469.230) supera al de salidas por intervención (2.050.146) lo que hace esperar un empeoramiento de la situación.
  2. Por CCAA la que tiene una mayor número de personas en LEQ por 1000 habitantes es Cataluña (24,01) y la que menos la Rioja (7,69) con un promedio estatal de 15,53. El tiempo medio de espera y el porcentaje con más de 6 meses de demora tiene también una gran variación entre CCAA, y va desde Castilla la Mancha 135 días y 28,5% respectivamente al País vasco con 45 días y 0%.
  3. La lista de espera de consultas externas (LEC) tiene una situación parecida. Ha aumentado respecto a diciembre de 2018 el número de personas /1000 habitantes, pasando de 62,48 a 63,72, disminuye la demora media que pasa de 96 a 88 días y aumenta el porcentaje con una espera superior a 60 días que pasa del 43,8% al 49,1%.
  4. Por CCAA la tasa por 1000 habitantes va desde 89,75 en Andalucía a 16,52 en el País Vasco, la demora media entre 131 días de Andalucía hasta 29 en el País Vasco y el porcentaje de citaciones en más de 60 días entre el 90,8% de Canarias y el 11% del País Vasco.
  5. Hay que tener en cuenta que la LEC solo recoge las primeras consultas lo que falsea un tanto la realidad porque la mayoría de las CCAA incentivan estas en detrimento de las sucesivas cuya demora se ha incrementado notablemente.
  6. En todo caso es evidente que estamos en una situación muy preocupante tanto en LEQ como en LEC, que no ha mejorado en este periodo y que es uno de los principales problemas del SNS que se ha cronificado, y en el que además se manifiesta una intolerable variabilidad entre CCAA.
  7. Finalmente hay que señalar que, aunque el informe no lo refleja, la situación de ambas listas de espera ha tenido un empeoramiento muy significativo con la pandemia por Covid19, que ha hecho que muchas consultas e intervenciones quirúrgicas se hayan suspendido, tanto por problemas de saturación y cancelaciones del propio sistema sanitario como por el miedo de muchas personas al contagio. Por ello las listas de espera se habrán incrementado de una manera muy notable y pese a que las CCAA no dan información sobre el volumen de las consultas e intervenciones no realizadas, en un clásico ejemplo de lo que estas entienden por transparencia, estimamos que muy probablemente el número de personas en ambas listas de espera se habrá como mínimo duplicado, si bien es probable que los mayores incrementos se hayan producido en las CCAA mas afectadas por la pandemia (Madrid, Cataluña, etc).
  8. Por eso desde la FADSP entendemos que hay que realizar un Plan de abordaje de las listas de espera. Hay que poner en funcionamiento un plan especifico, a medio y largo plazo para reducirlas a lo técnicamente imprescindible, este plan tiene que articular los recursos del conjunto de la Sanidad Pública (primaria y especializada) y sumar una garantía de derechos + recursos + sistemas organizativos + sistemas de información y rendición de cuentas, y que tiene que tener un carácter estable. El Plan necesita recursos humanos específicos y el reforzamiento del funcionamiento al 100% de los centros sanitarios públicos.