Quantcast
ÚNETE

La UAB busca 130.000 euros para diseñar una vacuna contra la COVID-19

Trabajo en un laboratorio con muestras de reactivos para la toma de pruebas de COVID-19. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni Trabajo en un laboratorio con muestras de reactivos para la toma de pruebas de COVID-19. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha iniciado una campaña de micromecenazgo para obtener los 130.000 euros que necesita para desarrollar una vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 con una metodología que, hasta donde conocen los investigadores, no se está aplicando en ningún ensayo en España.

El proyecto, que ya se ha puesto en marcha, reúne la experiencia de diferentes grupos de investigación, centros y servicios científicotécnicos de la UAB, y cuenta con la colaboración del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y de los hospitales Parc Taulí, Germans Trias, Vall d'Hebron y Sant Pau, que se encargarán de validar el prototipo generado.

El proyecto, "Ayúdanos a desarrollar una vacuna contra el SARS-CoV-2", se basa en el diseño de proteínas recombinantes, que forman nanoestructuras que imitan las partículas víricas (virus-like particles o VLPs, por sus siglas en inglés).

Según los investigadores, estos complejos no tienen la información genética de los virus y, por tanto, no son infecciosos, por lo que esta vacuna busca generar unas VLPs a partir de los fragmentos de proteínas del virus que tengan en su superficie antígenos del SARS-CoV-2, para que puedan inducir la creación de anticuerpos neutralizantes.

Se trata, según ha informado la UAB en un comunicado, de un abordaje diferente al de las vacunas clásicas, que se crean usando el virus inactivado o atenuado y que requieren un nivel de contención biológica elevado en su producción.

Con esta misma estrategia se han creado, por ejemplo, vacunas de los virus del papiloma humano y de la hepatitis B. Los estudios para diseñar y seleccionar las proteínas los hará el Grupo de Biología Computacional, dirigido por Xavier Daura, del Instituto de Biotecnología y de Biomedicina (IBB-UAB).

La producción y purificación de las VLPs seleccionadas las llevarán a cabo el Grupo de Ingeniería Celular y Bioprocesos (GECIB) del Departamento de Ingeniería Química, Biológica y Ambiental, liderado por Francesc Gòdia, y Neus Ferrer, del Departamento de Genética y Microbiología y miembro del Grupo de Nanobiotecnología, liderado Antoni Villaverde y adscrito al IBB y al CIBERN-BBN.

La validación de la vacuna con suero de pacientes y en modelos celulares será coordinada por Eduard José Cunilleras, del Departamento de Medicina y Cirugía Animal, en colaboración con médicos de los hospitales Parc Taulí, Germans Trias, Vall d'Hebron y Sant Pau.

La evaluación de eficacia y seguridad en modelos animales se hará en las instalaciones de alta contención biológica (nivel de bioseguridad 3) del CReSA-IRTA, con la colaboración de Joaquim Segalés, investigador y profesor del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales de la Universidad, y Júlia Vergara-Alert, investigadora también del centro.

El proyecto cuenta con la ayuda de servicios científico-técnicos de la Universidad como los de Microscopia (SM), de Proteómica y Biología Estructural (sePBioEs) y de Cultivos, Anticuerpos y Citometría (SCAC), así como con la infraestructura científico-técnica singular NANBIOSIS.

El proyecto para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus se enmarca en un programa de campañas de micromecenazgo que la UAB acaba de poner en marcha para ayudar a contrarrestar los efectos sanitarios y sociales de la COVID-19 y que incluye también dos iniciativas más: unos talleres de divulgación científica para los niños más vulnerables y la impresión en 3D de material de protección para hospitales y centros sociales. EFE.