ÚNETE

La policía vuelve a desalojar las playas de Barcelona, prohibidas aún al baño

Un vehículo de la Guardia Urbana circula en la playa de la Barceloneta a primera hora de este jueves, un día después de la apertura de las playas de Barcelona. EFE/Andreu Dalmau Un vehículo de la Guardia Urbana circula en la playa de la Barceloneta a primera hora de este jueves, un día después de la apertura de las playas de Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona han vuelto a desalojar en la mañana de este sábado a bañistas y personas que tomaban el sol en grupo en las playas de la ciudad, aunque no se han producido incidentes.

Las playas de la ciudad se abrieron el pasado día 20 para pasear por las mismas, tras quedar cerradas desde que se decretó el estado de alarma por el coronavirus y haberse utilizado sólo en los últimos quince días para hacer deporte, de acuerdo con las franjas horarias establecidas en las fases de desescalada.

El Ayuntamiento de Barcelona, según han informado a Efe fuentes municipales, estima que la cifra de personas que han acudido a las playas es "similar" a la de los días precedentes, con más afluencia en las de Sant Miquel, Sant Sebastià y Barceloneta que en las situadas más al norte.

Ante la presencia de estos bañistas, agentes de la Guardia Urbana han dado instrucciones con un altavoz y hablando con ellos, y todos han abandonado las playas "sin que se produjese ningún hecho relevante", subrayan las mismas fuentes. EFE.