ÚNETE

La CUP lanza una campaña para "evidenciar" la "crisis del sistema"

Los miembros de la CUP de izquierda a derecha: Francesc Gabarrell , Mireia Vehí, Albert Botran y Eulàlia Reguant en una imagen de archivo / EFE. Los miembros de la CUP de izquierda a derecha: Francesc Gabarrell , Mireia Vehí, Albert Botran y Eulàlia Reguant en una imagen de archivo / EFE.

La CUP pondrá en marcha a partir de la próxima semana la campaña "Que no nos roben la vida", una iniciativa con la que pretenden "evidenciar" la "crisis del sistema capitalista" y que hay otro modelo posible basado en la justicia social y la redistribución de la riqueza.

Se trata de una campaña que combinará en una primera fase actos presenciales como ruedas de prensa y una serie de charlas que se difundirán a través de las redes sociales, en la que participarán diputados, exdiputados de la CUP y miembros de su secretariado nacional, han explicado este viernes fuentes del partido.

La campaña girará en torno a cuatro ejes: sector público, redistribución de la riqueza, derecho a una vida digna (que han resumido en las tres máximas de pan, techo y trabajo) e independencia, derechos y libertades.

Las citadas fuentes han alertado de que los discursos y las prácticas de la extrema derecha "ya estaban en aumento antes de la crisis" y que los partidos de izquierda tienen que ser capaces de plantear "este otro modelo" y hacerlo "de manera inmediata".

La primera rueda de prensa presencial de la campaña tendrá lugar el miércoles de la próxima semana, en una hora y lugar todavía sin concretar, si bien la formación anticapitalista intentará que tanto ésta como las siguientes se hagan "en el espacio público".

Desde la CUP han explicado que se trata de una campaña que ya tenían prevista desde antes de la emergencia sanitaria y que, en ningún caso, se trata de una campaña electoral.

La campaña tendrá la "función clara" de explicar cuál es el proyecto político de la CUP y evidenciar "que hay otro modelo y otra forma de vivir que es posible".

Las citadas fuentes han criticado la deriva "punitivista" del Estado a raíz de la crisis del coronavirus, una actitud que afirman que ya habían detectado antes de la crisis "ante cualquier disidencia política".

También pretenden con la campaña "garantizar el derecho a protesta" sin hacerlo colisionar con el derecho a la salud y que los actos previstos se llevarán a cabo "con las medidas sanitarias que sean necesarias".

En fases posteriores de la campaña estudiarán formatos más parecidos a los mítines políticos en varios lugares del territorio, ya que, según han detallado, la campaña también busca evidenciar "aquellas luchas enraizadas en el territorio" que forman parte del mismo "paraguas" que los ejes de la campaña. EFE.