Quantcast
ÚNETE

COVID-19: Mayor mortalidad en trabajos menos cualificados

Según el estudio elaborado por la Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido, los guardias de seguridad (hombres), los taxistas y los cocineros son los trabajadores más afectados por la pandemia.

Los conductores de autobuses, asistentes de ventas y trabajadores de la construcción también se encuentran entre las tasas de mortalidad más elevadas por COVID-19 según la ONS (Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido). Según un estudio que ha analizado los perfiles de 2.494 personas fallecidas por COVID-19, casi dos tercios de las muertes ha sido de hombres y de ocupaciones en trabajos poco cualificados.

Los guardias de seguridad y las profesiones relacionadas tuvieron la tasa de mortalidad más alta con 45,7 muertes por cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, los trabajadores del sector sanitario no han tenido una tasa de mortalidad significativamente más alta en comparación con los de la misma edad y sexo en la población general.

Según el estudio, los hombres que trabajan en asistencia social tuvieron una tasa de 23,4 muertes por 100.000 hombres y las mujeres tuvieron una tasa de 9,6 muertes por cada 100.000 mujeres.

Por lo general, mueren más hombres que mujeres. Pero ha habido un sector concreto que ha afectado más a las mujeres: las que trabajan en tareas de cuidado y servicios.