Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Sánchez pide mantener "unas semanas" la alarma porque "queda lo más difícil"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en el pleno del Congreso este miércoles donde se autorizará otra prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno. EFE/J.J. Guillén El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en el pleno del Congreso este miércoles donde se autorizará otra prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno. EFE/J.J. Guillén

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este miércoles que "la meta está cerca" para doblegar la pandemia y que "lo más duro" ha pasado, pero ha pedido mantener "unas semanas más" las restricciones del estado de alarma y que los partidos actúen con unidad porque queda "lo más difícil y complejo".

Sánchez ha defendido la prórroga del estado de alarma y de las limitaciones que conlleva en el pleno del Congreso, ante el que ha anunciado que el Gobierno declarará el luto nacional cuando la mayoría del país entre en la fase 1 de la desescalada y que habrá un homenaje público a las víctimas cuando se recupere la normalidad.

Con los votos garantizados para lograr la cuarta prórroga del estado de alarma, Sánchez ha subrayado que en la gestión de esta crisis "no hay aciertos absolutos, pero sí puede haber errores absolutos".

Por ello, ha enfatizado en que sería "totalmente imperdonable" revocar las limitaciones de circulación y las restricciones de la actividad económica, así como comprometer las ayudas en favor de autónomos, pymes, ciudadanos y familias.

"Seguramente señorías ha habido retrasos y fallos, pero esta es una acción sin precedentes en la historia de la democracia", se ha excusado Sánchez tras repasar las medidas acordadas desde que entró en vigor el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

A tenor de los datos de la evolución de la pandemia, Sánchez ha aventurado que "la meta está cerca", pero ha reafirmado la necesidad de restringir "unas semanas más" los movimientos y los encuentros de familiares y amigos y permanecer "vigilantes".

"Queda ahora, no lo más duro, pero sí lo más difícil y complejo. Levantar el estado de alarma antes de tiempo sería desproteger a los españoles", ha avisado.

Para Sánchez, el estado de alarma "no es un ningún recurso retorcido del centralismo o un ardid para limitar libertades", sino "un arma legal y plenamente constitucional" cuyo fin es "salvar vidas, vidas extremeñas y catalanas, andaluzas y gallegas, de izquierdas y de derechas".

Por ello, ha hecho un llamamiento a la unidad porque "no es momento de reproches", sino de "tomar una decisión trascendental que va a marcar para siempre".

"Hay que votar si descendemos gradualmente o rompemos filas, si impera la unidad o se impone el sálvese quien pueda. Y eso es también una opción política y moral. Por encima de aciertos y errores en la gestión, todos nos mediremos por las implicaciones éticas de la decisión que tomamos hoy", ha advertido.

Cualquier propósito partidista, ha proseguido, "es legítimo", pero "dentro de unos ciertos límites".

Para hacer frente al coronavirus y sus efectos, hay un "solo camino", "el camino de Europa y el de la unión en España", ha opinado Sánchez, quien ha dicho tener "mucha esperanza" en el trabajo de la comisión parlamentaria acordada para intentar llegar a un gran pacto.

"Dejemos a un lado los recelos, hagamos un punto y aparte, un paréntesis de cooperación y colaboración. Hay que renunciar a los maximalismos y trabajar discretamente", ha pedido el presidente.

Sánchez ha señalado que es preciso hacer este esfuerzo porque se lo deben a los fallecidos, a los enfermos, a los sanitarios y, en general, a la conjunto de la ciudadanía, de quien ha elogiado su comportamiento "responsable y modélico".

A su juicio, España ha sido el país del mundo que "más disciplinadamente" ha cumplido las medidas del confinamiento. EFE.